Política Discurso del 1º Mayo

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado"

El Gobernador no mencionó temas ásperos como las tarifas. Sí reconoció que la inflación no está controlada. El renunciamiento solapado: se lamentó por no reformar la Constitución.
Avatar del

Pablo Icardi

1/5
Cornejo gambeteó parte de la realidad  y jugó a "mantener el resultado"(Pachy Reynoso/MDZ)

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado" | Pachy Reynoso/MDZ

Cornejo gambeteó parte de la realidad  y jugó a "mantener el resultado"(Alf Ponce / MDZ)

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado" | Alf Ponce / MDZ

Cornejo gambeteó parte de la realidad  y jugó a "mantener el resultado"(Pachy Reynoso / MDZ)

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado" | Pachy Reynoso / MDZ

Cornejo gambeteó parte de la realidad  y jugó a "mantener el resultado"(Alf Ponce / MDZ)

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado" | Alf Ponce / MDZ

Cornejo gambeteó parte de la realidad  y jugó a "mantener el resultado"(Alf Ponce / MDZ)

Cornejo gambeteó parte de la realidad y jugó a "mantener el resultado" | Alf Ponce / MDZ

El gobernador conoce sus limitaciones; discursivas y de gestión. Por eso prefiere transitar por terreno conocido antes que tomar riesgos. En su discurso ante la Asamblea Legislativa eligió no innovar; con lo bueno y lo malo que ello implica: es previsible, pero tiene un mensaje libre de demagogia y sin anuncios grandilocuentes ni bombas de humo.

En el mismo sentido el Gobernador eligió gambetear los conflictos más calientes de la realidad y, para mantener los términos futboleros, jugó para mantener el resultado. No habló de tarifas, de la macroeconomía y mencionó al pasar uno de los principales problemas de la realidad: la inflación. "La inflación que todavía no podemos vencer", dijo. Volvió a redundar en temas como la reforma en la justicia y le pidió a la oposición acompañamiento para ampliar la Suprema Corte de Justicia. E hizo oficial el duelo por no poder seguir: reconoció que no logrará reformar la Constitución provincial, tema que lo aleja de cualquier chance de reelección.

En lo referente a la gestión neta, Cornejo sostuvo su política educativa con un anuncio que se transformó en el único dato nuevo: un sistema de becas para 14 mil docentes que cobrarán más por capacitarse; pago que se hará en tres etapas y que incluye evaluación. Al parecer no será para todos, sino en áreas consideradas prioritarias.

En cuanto a anuncios coyunturales lo más destacado fue el cambio en la gestión de las cámaras de seguridad y el sistema biométrico completo para detección de delincuentes. A diferencia de otros años, hubo pocos cuestionamientos a la oposición y oficializó su acercamiento con un sector del PJ, particularmente La Cámpora, al mencionar el proyecto elaborado por Anabel Fernández Sagasti para implementar los juicios por jurados. 

Fue una versión light, edulcorada de lo que es el Gobernador. 

Cornejo no es amante de los actos oficiales y hasta ahora los principales hechos de su gestión no surgieron ni fueron anunciados en el acto del 1 de mayo. Probablemente haya mantenido esa impronta. Incluso lo más importante, a nivel político, del 1 de mayo no está en el discurso sino en la nueva Legislatura. Desde ese espacio Cornejo construyó poder y desde allí intentará mantenerlo hasta 2019 y, sobre todo, luego de dejar el cargo. Algunas señales hay en ese sentido.