Política El policía cuestionado

Confirman el procesamiento de Luis Chocobar, pero le quitan el embargo

La Cámara del Crimen ratificó lo resuelto por el juez de grado y el procesamiento por homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Confirman el procesamiento de Luis Chocobar, pero le quitan el embargo

Confirman el procesamiento de Luis Chocobar, pero le quitan el embargo

Confirman el procesamiento de Luis Chocobar, pero le quitan el embargo

Confirman el procesamiento de Luis Chocobar, pero le quitan el embargo

La Cámara del Crimen  confirmó este viernes el procesamiento del policía Luis Chocobar por la muerte de un delincuente que había robado y apuñalado a un turista norteamericano en La Boca. Además, modificó la calificación legal por la de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.

 El fallo fue dictado por la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional, integrada por los jueces Mariano González Palazzo, Julio Marcelo Lucini y Rodolfo Pociello Argerich. Según argumentan los magistrados, "los disparos realizados cuando ya había cesado la agresión concreta y sin un arma visible que los justificara de manera completa, configuran un exceso, aun cuando el propósito inicial responda a un interés profesional legítimo".

 "Tampoco podemos incurrir en la ilusión de que un caso como el que examinamos pueda ser resuelto sin el uso de cierta violencia. Y menos aún si quien se ocupa de ello es un agente facultado para hacer uso de ella. El punto radica en establecer su límite razonable para obtenerlo. Y ello le fue expresamente advertido por los reglamentos en que fue instruido", agregan los letrados.

 "Sólo permanecía vigente el que potencialmente representaba para otros transeúntes, frente al cual pudo adoptar medidas menos lesivas a la que escogió. Pudo reiterar los disparos intimidatorios, continuar con la persecución o esperar la colaboración de fuerzas de seguridad que ya habían sido informadas de las novedades a través del Servicio de Emergencia 911. Incluso por él mismo", agregan. 

El tribunal de apelaciones comparte el criterio del juez de primera instancia, pero muestra ciertos reparos en torno al embargo de 400 mil pesos. Por eso los camaristas resolvieron anularlo  y sugirieron realizar una "reconstrucción del hecho con presencia de los organismos periciales pertinentes e integrantes del Cuerpo Médico Forense para que se establezca claramente" las circunstancias en las que terminó muerto el ladrón Juan Pablo Kukoc (18).

En el fallo, publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ), los camaristas dejan en claro que "Chocobar, tras establecer que se había cometido un delito llamativamente violento, decidió intervenir y lo hizo prudentemente hasta que realizó disparos intimidatorios".


"Pero luego -continúa el fallo-, se apartó de la modalidad en que se establece normativamente su respuesta ante situaciones como la que lo sorprendió, incurriendo en un exceso que puede merecer punición". Los jueces señalan que "un policía tiene un deber de actuar y hacer cesar los efectos del delito, evitando que se ponga en riesgo su vida o la de terceros, pero no puede apartarse de los límites que la ley fija".

"Los disparos realizados cuando ya había cesado la agresión concreta y sin un arma visible que los justificara de manera completa, configuran un exceso, aun cuando el propósito inicial responda a un interés profesional legítimo", agrega el fallo.

En otro de sus puntos resolutivos, la Sala VI explicó que como el fiscal general Ricardo Sáenz -quien apoya a la defensa de Chocobar en su sobreseimiento-, oportunamente no recurrió ni adhirió a la impugnación tratada y sólo opinó en la audiencia oral del viernes pasado, no correspondía dictar ningún pronunciamiento sobre su posición en el caso. 

El hecho ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista y fotógrafo Frank Joseph Wolek (54) caminaba por La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes que le robaron su cámara fotográfica y uno de ellos lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido.
Ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro, luego identificado como Kukoc, fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.
Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, se identificó como policía y, según declaró después, le disparó al delincuente porque pensó que iba a sacar un arma.

Cuando se supo que Chocobar había sido procesado y embargado, el policía local de Avellaneda recibió el apoyo del presidente Mauricio Marcri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. 

El fallo completo