Código de Faltas: avanzaría en Diputados, pero aún no sería Ley

Con ayuda de los aliados de Cambia Mendoza, la reforma integral que propuso el gobernador Alfredo Cornejo al Código Contravencional de la provincia, Ley 3.365, conseguiría media sanción mañana en Diputados. Aunque todo puede cambiar, en principio, el oficialismo confía en que el macrismo, el Frente Renovador y el Partido Demócrata darán sus votos, a cambio de ciertas modificaciones.

Jimena Catalá

Código de Faltas: avanzaría en Diputados, pero aún no sería Ley

Código de Faltas: avanzaría en Diputados, pero aún no sería Ley

Acosar sexualmente en la calle, ofender a un maestro o a un profesional de la Salud o consumir alcohol en la vía pública son prácticas que están cada vez más cerca de ser sancionadas con multa, días de cárcel o trabajos comunitarios. En principio, según confiaron distintas fuentes a MDZ, mañana miércoles el Código de Faltas propuesto por el gobernador Alfredo Cornejo obtendría media sanción, aunque todavía no se convertiría en Ley.  

Si bien todo puede cambiar, información preliminar indicó que gracias al apoyo de los aliados del Frente Cambia Mendoza, el macrismo, el Frente Renovador y el Partido Demócrata, la reforma al Código Contravencional de Mendoza que data de 1.965, que luego de una serie de cambios obtuvo media sanción del Senado el 28 de agosto pasado. 

Hasta acá, como confirmó Jorge Albarracín, diputado radical y presidente de la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, el proyecto de Ley obtuvo despacho para ser tratado mañana miércoles en el recinto bajo la condición de realizarle algunos cambios más, a parte de los que ya se realizaron en el Senado oportunamente. 

Si bien el oficialismo no cuenta con el apoyo de los bloques mayoritarios del PJ y Unidad Ciudadana como tampoco del Frente de Izquierda, lograría avanzar con los votos de los bloques "socios": PRO, Frente Renovador y PD.

A propósito, según adelantó Albarracín a MDZ, el massista Guillermo Pereyra ha solicitado que se elimine la parte del articulado que prevé sanciones para quienes ofendan a funcionarios públicos del Ejecutivo, Legislativo o Judicial, ya que, según habría aducido el referente del Frente Renovador, podría entenderse como que tales personas tienen "privilegios".

Por su parte, el demócrata Niven habría solicitado que se especifique mejor qué se entiende por "alteración psíquica" -expresión que se utiliza en el artículo 95 de la reforma a los efectos de sancionar a quienes estén bajo esa situación en la vía pública-; según el legislador "ganso" puede ser un término "vago" que dé lugar a múltiples y variadas interpretaciones.

Asimismo, otros de los reclamos incorporados por los aliados tiene que ver con determinar exactamente en dónde se alojará a los potenciales detenidos por incurrir en determinadas faltas, ya que se ha pedido expresamente que no se los "mezcle" con quienes están penados por los considerados delitos penales. 

"Hasta acá podemos hacer este tipo de concesiones porque hemos advertido que no alteran el espíritu de la Ley. Lo que sí no vamos es a hacer lugar a cerca de 40 cuestiones que pretende cambiar el PJ, entendemos que con esa cantidad de sugerencias lo que se pretende, en realidad, es otro tipo de Código", comentó Albarracín marcando distancia con el PJ. 

De los socios que atendieron el teléfono a MDZ, Niven anticipó: "En general dijimos que íbamos a acompañar porque nos parece lógico. Es un código de convivencia y ordena los espacios públicos. Sí estamos viendo que se le hagan algunas modificaciones que, creemos, son necesarias", dijo evitando entrar en detalles. 

Por su parte, desde el bloque macrista, Priore dijo que él presentó un Código de Convivencia nuevo en octubre pasado y pidió que se tenga presente algunos de sus aportes. "Estoy esperando qué respuesta me dará Albarracín", apuntó, aunque se estima que apoyará la moción. 

Entre los detractores del Código de Faltas de Cornejo, Omar Parisi, diputado de Unidad Ciudadana que representa la mirada de La Cámpora, lanzó: "Tenemos una gran diferencia desde lo ideológico y sociológico con el Código planteado por el Gobernador. Hay un trasfondo filosófico que mañana seguramente vamos a exponer. Consideramos que es un Código inquisitivo, punitivo contra la pobreza, inaplicable en muchos casos y que deja a libre albedrío de la autoridad la decisión de qué está permitido y qué no; y que como todo lo que se escribe depende en manos de quién esté el alcance que pueda tener".

La diputada del Frente de Izquierda Mailé Rodríguez también se contrapuso al avance de este Código y al anticipar su negativo, fundamentó: "Consideramos que es un Código que avanza en un mayor control social sobre la población con artículos que son tremendamente punitivos".

Asimismo, remarcó que hay mucha preocupación por parte de los colectivos de mujeres que ven que el artículo 118 de la iniciativa oficialista, que busca multar a quienes se ausenten voluntariamente de su domicilio y obliguen al Estado a motorizar su búsqueda en vano, el riesgo de que se desaliente el registro de denuncias de quienes dejan su domicilio para escapar de una situación de violencia intrafamiliar, entre otros casos. 

En este contexto, y pese al malestar que ha causado en buena parte de la oposición, este miércoles la reforma de Cornejo al Código de Faltas de la provincia que data de hace más de 50 años conseguiría subir un escalón más, aunque para ser Ley debería volver al Senado para su ratificación correspondiente. 

De acuerdo con lo que indicaron desde la Izquierda, colectivos de mujeres y organizaciones sociales varias se expresarán mañana en contra del Proyecto en la puerta de la Legislatura en simultáneo al momento en que se trate en el recinto.  

En números, a favor de la iniciativa votarían los 19 radicales, Nivel del PD, los 3 del PRO y el massista Guillermo Pereyra, con quien MDZ no consiguió comunicarse pese a la insistencia. En principio, la media sanción saldría por 24 votos a favor contra 22 de la oposición.  

Temas