Cobos apuntó al Gobierno: "la soberbia no cambia la realidad"

El diputado nacional por la UCR responsabilizó hoy al Gobierno por "la situación compleja que atraviesa el país" a nivel económico.
Avatar del

NA

1/2
Cobos apuntó al Gobierno: "la soberbia no cambia la realidad"(Pachy Reynoso/MDZ)

Cobos apuntó al Gobierno: "la soberbia no cambia la realidad" | Pachy Reynoso/MDZ

Cobos apuntó al Gobierno: "la soberbia no cambia la realidad"(Pachy Reynoso/MDZ)

Cobos apuntó al Gobierno: "la soberbia no cambia la realidad" | Pachy Reynoso/MDZ

 

El exvicepresidente consideró que la inflación está entre los principales problemas de la actualidad y sostuvo que "no se resuelve con parches ni con grandes declaraciones".

"Desde diferentes sectores políticos y sociales y durante años, advertimos al Gobierno la cada vez más evidente brecha entre el relato y la realidad. No supieron o no quisieron escucharnos. Hoy esa realidad, les golpea de frente. En lugar de sentarse a escuchar alternativas, propuestas, proyectos; nos acusaron en forma sistemática y desacreditaron cada una de ellas", se quejó el mendocino.

En un comunicado, Cobos subrayó que "la soberbia es mala consejera, se parece demasiado a la necedad".

"La realidad indica que el modelo económico atraviesa uno de los momentos más complicados de la década, y lamentablemente no hay señales claras de que esto cambie", señaló el diputado nacional.

En ese sentido, el legislador por Mendoza le recomendó a la Casa Rosada "cuatro pasos para abordar la inflación".

Como primer paso, Cobos señaló que deben "darse señales de confianza y credibilidad", recuperando "el sistema de estadísticas y saneando el Indec".

Luego, a su entender, debe ordenarse "la macroeconomía, y el Poder Ejecutivo y el Banco Central deben articular la política monetaria y fiscal para cumplir con metas inflacionarias, que permitan bajar la inflación a un dígito en un plazo no mayor a dos años".

Como tercer paso, el exvicepresidente señaló la necesidad de entablar un "acuerdo social" entre "trabajadores, empresarios y el Gobierno", en tanto que, por último, el Estado debe proveer un "marco regulatorio estable y previsible", promoviendo "el fomento de inversiones genuinas y productivas".