Club de París: Kicillof confirmó la propuesta pero rechaza condicionamientos

El gobierno argentino busca establecer un cronograma de pagos de hasta diez años con el grupo de acreedores del Club de París que le reclama una deuda de unos 9.500 millones de dólares, la mayoría de Japón.
Avatar del

MDZ

1/2
Club de París: Kicillof confirmó la propuesta pero rechaza condicionamientos(NA)

Club de París: Kicillof confirmó la propuesta pero rechaza condicionamientos | NA

Club de París: Kicillof confirmó la propuesta pero rechaza condicionamientos(Télam)

Club de París: Kicillof confirmó la propuesta pero rechaza condicionamientos | Télam

El ministro de Economía, Axel Kicillof  dio una conferencia de prensa para informar sobre su reunión con el Club de París. Pidió a la sociedad tranquilidad y explicó que los lineamientos del acuerdo no son definitivos por los que no dará mayores detalles.

Sin embargo afirmó que no harán "ninguna propuesta que ponga en dificultades las posibilidades de pago del país, ni que condicione el modelo de crecimiento con inclusión social".

"No es conveniente presentar -los lineamientos- porque no son definitivos y podrían cambiar en el curso de la negociación, e incluso podrían poner en riesgo la propia negociación". Kicillof destacó que "no se aceptarán condicionamientos" ya que la propuesta es "en base a nuestras posibilidades".

"Me encuentro optimista porque la respuesta ha sido positiva en la estancia en la que estamos, el viaje que realizamos a París tuvo una respuesta muy buena ustedes saben que Francia ha apoyado a la Argentina en la causa de los Holdouts, de manera que hemos sido bien recibidos", aseguró.

"Como en las restructuraciones de 2005 y 2010, el principio central es que otorgue sustentabilidad, es decir, el pago no se puede hacer a expensas del crecimiento económico", afirmó el ministro en una conferencia de prensa brindada en el Microcine del Palacio de Hacienda.

El gobierno argentino busca establecer un cronograma de pagos de hasta diez años con el grupo de acreedores del Club de París que le reclama una deuda de unos 9.500 millones de dólares, la mayoría de Japón.

En cuanto al monto a pagar, Kicillof aseguró que no está establecido aún, dijo que "en todo acuerdo se hace un cierre, teniendo en cuenta la deuda original más los intereses", pero no quiso "poner un número que condicione a ninguna de las partes, y que pueda ser contraproducente".

Por otro lado afirmó que si bien, la economía no tiene un solo efecto, "existen organismos públicos de financiamiento al sector privado que tienen entre sus lineamientos y condiciones que la situación del país en el que inviertan tenga regularizada la situación con el club de París".

De todas formas, el ministro aseguró que se puede "esperar un efecto, y después no darse".

"Creemos que los compromisos externos de la Argentina, tanto los que asumió este gobierno como los anteriores, deben ser cumplidos", aseguró Kicillof, y explicó que este es el principal motivo para que busquen un acuerdo.

Ayer, Kicillof, también calificó de "ampliamente positiva" la reunión mantenida con autoridades del Club de París, lo cual abre expectativas sobre una inminente salida del default por parte de la Argentina tras la debacle del 2001.

El ministro se reunió más de una hora y media con el titular del Club de París, Ramón Fernández, mientras que la secretaria general de ese consorcio de acreedores, Clotilde Langevin, dijo que la Argentina presentó "principios que podrían servir de base de la negociación" para el pago de la deuda a los acreedores.

Las negociaciones se encuentran en una fase anterior "a la presentación de una oferta formal", dijo Langevin.