Política Se licitarán 1.400 casas

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

El Gobierno apostará a la autonomía de recursos de la Nación, pero dependerá de la ayuda de los municipios. Buscará así empezar a reducir un déficit habitacional enorme: unas 65.000 familias no tienen techo propio en Mendoza. Cómo se accederá al programa y cuánto saldrán los inmuebles, entre otras respuestas.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/8
Cornejo destacó el plan "Mendoza Construye" en su discurso del 1 de mayo.(Alf Ponce / MDZ)

Cornejo destacó el plan "Mendoza Construye" en su discurso del 1 de mayo. | Alf Ponce / MDZ

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Cinco claves del plan de viviendas de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

El gobierno de Alfredo Cornejo intentará reducir un poco el déficit habitacional de la provincia a través de un nuevo plan de viviendas llamado "Mendoza construye", cuyo mayor mérito será la autonomía respecto de los fondos nacionales: este programa no dependerá de los giros de la Nación y la Provincia podrá definir qué proyectos encara.

Se invertirán en una primera etapa 895 millones de pesos (el año próximo la suma se elevará a 1.500 millones, según anticipó el ministro de Infraestructura, Martín Kerchner) y el éxito se logrará, en buena medida, si se produce una buena interrelación entre el Poder Ejecutivo y las comunas.

La cuesta a remontar es muy grande. Se calcula a nivel oficial que hay por lo menos 65.000 familias que no tienen casa propia. Pero no se sabe, por ejemplo, cuántas tienen poder adquisitivo para acceder a créditos y cuáles no.

La línea se debe trazar, según las autoridades, a partir de los dos salarios mínimos vitales y móviles por familia, lo que equivale a 19.000 pesos. Por debajo de los 19.000 pesos, no hay crédito hipotecario posible y el acceso a la casa propia depende enteramente del Estado. Que se reúna en cada grupo familiar más o menos dinero determinará la asistencia financiera y el tipo de proyecto al que se pueda acceder.

1) ¿Cuántas casas se harán?

El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) sostiene que el presupuesto inicial alcanza para 1.400 casas de 60 metros cuadrados cada una. Esas viviendas serán íntegramente financiadas por el IPV y tendrán como destinatarias a las familias que disponen de menos de dos salarios mínimos para vivir. Se licitarán, además, al principio, 135 más, para gente de Capital y Las Heras. Un centenar corresponde a las familias que hubo que relocalizar para la construcción de la doble vía a San Juan; y las restantes 35, las que debieron ser reubicadas por la ampliación del Metrotranvía Urbano. Sin embargo, estas 135 casas iniciales no reflejan plenamente la nueva operatoria, ya que el IPV proveerá el terreno, algo que no se hará en general en el "Mendoza Construye".

Para los grupos familiares que acrediten entre dos y cuatro salarios mínimos (38.000 pesos como máximo), el IPV estima que dispondrá de 1.000 viviendas más. Habrá que esperar que el Gobierno apruebe la construcción de los barrios, lo que sucederá, según las estimaciones oficiales, a principios del mes que viene. Las familias incluidas en esta franja, según el nivel salarial de cada una, podrán acceder a dos variantes del plan. Una con subsidio del 30 por ciento por parte del IPV y la otra sin subsidio provincial: el IPV pondrá "la estructura" y facilitará el acceso a créditos del Banco Nación.

2) ¿Cómo se podrá acceder al plan Mendoza Construye?

El sistema para el acceso a la vivienda social totalmente subsidiada por el IPV (para aquellos que cobran menos de dos salarios mínimos) no cambia: los municipios "agruparán y priorizarán" a los adjudicatarios. O sea, habrá que dirigirse a las direcciones de Vivienda de cada comuna para tratar de ingresar a alguno de los barrios que se construirán. "Respetamos la política descentralizada", explicó al respecto el presidente del IPV, Damián Salamone. De hecho, el Gobierno ha lanzado este plan con conocimiento de cuál será la demanda en departamentos como San Martín, Godoy Cruz, General Alvear y Guaymallén. Sabe que en esos municipios habrá colaboración: la preparación de los terrenos para la construcción aparece en los planes de obra municipales.

Para la "variante 2" del plan (los beneficiarios cobran entre dos y cuatro salarios mínimos y reciben un subsidio del IPV del 30 por ciento), los desarrolladores proponen proyectos habitacionales que están siendo sometidos a concurso. Ahí sí la gente, independientemente de las comunas, podrá seleccionar un barrio o complejo e inscribirse. La inscripción será, según promesa del IPV, vía web. El beneficiario deberá cumplir con los requisitos financieros de cada proyecto y ser un sujeto apto para recibir créditos. Los concursos se abrirán a fines de mes y los proyectos aprobados estarían publicados a comienzos de junio.

3) ¿Cómo se pagarán las casas?

El Gobierno financiará las viviendas de "Mendoza Construye" a 20 años. Las cuotas representarán un porcentaje del 20 o 25 por ciento de los ingresos de cada familia. No se fijará un interés como el que colocan los bancos privados, pero esto tampoco significa que las viviendas tengan cuotas fijas: se indexarán de acuerdo al aumento del ya famoso índice UVA (Unidad de Valor Adquisitivo). De hecho, los créditos se pagarán en unidades UVA, cuyo valor, obviamente, será variable con el correr del tiempo. Esto implica que se liquidará cada mes la cantidad de unidades UVA que cada familia pueda pagar.

El IPV cobra en UVA las cuotas de las viviendas que entrega desde diciembre, cuando la decisión de aplicar este sistema se fijó en una resolución y en un decreto. La modalidad se ha ido expandiendo a muchas provincias, entre ellas, San Juan y San Luis. Permite que el valor de las cuotas de la vivienda social no se vuelva irrisorio, pero habrá que ver cuál es el impacto de la inflación. El IPV aplica las variaciones del UVA cada seis meses, es decir que, en junio, aumentará las cuotas por primera vez. Las autoridades son optimistas: Salamone dice que apenas 1 de cada 10 adjudicatorios no paga la cuota desde que se implementó este sistema. Dice también que "en todos los bancos se cobra el índice UVA mas interés, mientras que en el IPV, es UVA más cero".

4) ¿Cuánto costarán las viviendas?

El plan "Mendoza Construye" que lanzó el Gobierno provincial tiene entre sus objetivos lograr que el costo de la vivienda social baje ¿Cuánto? Depende del caso, pero según calcula el presidente del IPV, al menos el 30 por ciento.

Hoy, una casa construida por el Estado vale en Mendoza entre 1.1 y 1.2 millones de pesos. Puede llegar a salir 1.5 millones, en determinados casos.

La idea es bajar esa cifra, para las viviendas de 60 metros cuadrados más sencillas, a unos 850.000 pesos en promedio, dice Salamone. Para lograr esa reducción, no se contempla, por ahora, un cambio en el sistema de construcción, aunque en las licitaciones se abrirá el juego a diferentes propuestas.

5) ¿Qué aportarán los intendentes?

En las viviendas sociales para personas que no pueden acceder a créditos hipotecarios, el IPV se hará cargo de los costos de construcción al 100 por ciento y los municipios deberán aportar, previo organizarse con entidades internedias y gremios, los terrenos totalmente urbanizados.

En el IPV consideran que se trata de un aporte clave para bajar el costo de las viviendas y que los proyectos sean viables. "Han habido casos en que el gasto en cloacas y transformadores ha elevado muchísimo el costo de las viviendas", explica Salamone. Ahora, esa parte pasará a las comunas, que deberán hacer un esfuerzo logístico y presupuestario para poner en condiciones los loteos.

El funcionario asegura que hay muchos intendentes de acuerdo con hacer el esfuerzo y que están adecuando sus planes de obras al nuevo programa de viviendas. 

"Vamos a hacer tres licitaciones por semana, hasta agotar las 1.400 casas", se proponen en el IPV. Que siga o no después el plan "Mendoza Construye", dependerá de que exista una nueva partida presupuestaria.