Política Por "inasistencias injustificadas"

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia

Se trata de Julieta Martínez, quien en 2011 llegó a hacerse cargo del teatro más importante de la provincia. Fue cesanteada por "reiteradas inasistencias injustificadas". Trabaja en Luján y esgrime que el cargo provincial estaba reservado.
Avatar del

Mariano Bustos

1/5
Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia(Pachy Reynoso/MDZ)

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia | Pachy Reynoso/MDZ

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia(Gentileza)

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia | Gentileza

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia(Gentileza)

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia | Gentileza

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia(Pachy Reynoso/MDZ)

Cesantearon a la joven que con 20 años dirigió el Teatro Independencia | Pachy Reynoso/MDZ

Hace poco menos de siete años la ex ministra de Cultura Marizul Ibañez eligió a una joven de 20 años para que se hiciera cargo del Teatro Independencia. Cercana al ex subsecretario de Cultura, Fabricio Centorbi, fue centro de la polémica por la responsabilidad que asumía a tan corta edad, por su meteórico ascenso de boletera a responsable del escenario más importante de la provincia y su poca experiencia previa. Lejos de acobardarse, en aquel momento Julieta Sol Martínez contestó las críticas pidiendo que se la juzgara por su gestión y no por su edad. Hoy trabaja en la Municipalidad de Luján de Cuyo pero seguía figurando como empleada de planta en la Secretaría de Cultura de la provincia.

Sin embargo, este miércoles su carrera en la Secretaría de Cultura llegó a su fin de forma abrupta. Según figura en el Decreto 852, firmado por el gobernador Alfredo Cornejo el lunes 4 de junio, la joven dejará de tener un cargo en la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos en donde cumplió funciones cuando que terminó el gobierno de Francisco Pérez.

Según consta en el decreto publicado este miércoles en el Boletín Oficial, su desvinculación de la planta permanente del Estado provincial se debe a las reiteradas inasistencias injustificadas. En base a ello, se dio de baja su cargo en clase 003 por "falta grave".

Ante esta situación, Martínez aclaró a MDZ que desde abril del 2017 es asesora de la subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Luján de Cuyo. En este sentido, afirmó que en el municipio que comanda Omar De Marchi cuenta con un cargo de mayor jerarquía, por lo que se justificaría la reserva de cargo en el gobierno provincial.

"El contar con un cargo de mayor jerarquía debería haber bastado para que me reservaran el que tenía en Cultura, pero sabemos que esta gestión está empecinada con la gente de la gestión anterior y no sé por qué", subrayó respecto a su cesantía en la Secretaría de Cultura de Mendoza. Incluso, agregó que cuando le iniciaron un proceso administrativo en el gobierno provincial, compañeros de la Municipalidad de Luján fueron a testificar que Martínez estaba  trabajando con ellos.

Martínez entró a trabajar al Teatro Independencia a los 17 años como acomodadora mientras Centorbi se desempeñaba como director de la sala en el gobierno de Celso Jaque. Poco tiempo después pasó a formar parte del equipo de administración del teatro y en junio del 2011 pasó a planta permanente.

Al asumir Francisco Pérez como gobernador y con Marizul Ibañez como ministra de Cultura la joven técnica en Turismo recibida en el instituto Islas Malvinas quedó a cargo del teatro más importante de Mendoza. "Nadie tiene el entrenamiento que tiene Julieta, en función de que hace tres años maneja la cocina de lo que pasa en el teatro -ingresó con 17 años como acomodadora. Vos tenés que tener en cuenta que cuando un funcionario asume, le lleva más o menos ocho meses aprehender la mecánica, como me pasó a mí. Hoy no hay nadie de que la tenga más clara que Julieta", justificó por aquel entonces Centorbi.

Lo cierto es que desde entonces la joven estuvo salpicada por distintas polémicas. En 2013 el Tribunal de Cuentas le llamó la atención por deficiencia en la repartición de alimentos no perecederos que recibían a modo de entradas y al ser reemplazada por Darío Alanís durante el gobierno de Cornejo la acusaron de dejar una herencia de $1.600.000 de deuda y una planta de personal sobredimensionada.

La relación entre Martínez y la gestión de Cornejo fue tensa desde el primer día. En octubre del 2015, la joven publicó en las redes imágenes de butacas rotas del teatro y responsabilizó por lo ocurrido a militantes de Cambia Mendoza que por aquel entonces realizaron en el Independencia la proclamación de los ganadores de las elecciones provinciales.

"Los abogados del municipio ya están al tanto de la cesantía", manifestó Martínez a MDZ convencida de que no están respetando sus derechos de reservar el cargo mientras se desempeña en una función de mayor jerarquía en Luján.