Política Financiamiento de campañas 2017

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación

La campaña del principal partido de la oposición estuvo financiada de la misma manera que la UCR, pero con menos éxito. Recaudaron un cuarto respecto a cuando estaban en el Gobierno.
Avatar del

Pablo Icardi

1/10
Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachy Reynoso / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachy Reynoso / MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachy Reynoso / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachy Reynoso / MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachi Reynoso/MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachi Reynoso/MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachi Reynoso/MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachi Reynoso/MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Alf Ponce / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Alf Ponce / MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachy Reynoso / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachy Reynoso / MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Pachy Reynoso / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Pachy Reynoso / MDZ

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación(Alf Ponce / MDZ)

Cash y devaluados: lejos del poder, el PJ tuvo problemas de recaudación | Alf Ponce / MDZ

Hay una premisa básica entre los dirigentes políticos que tiene consenso unánime: para hacer política hace falta plata. Por eso en cualquier estrategia de poder la pata financiera es clave. Un candidato debe llegar con su ambición, pero también con sus financistas. Por eso no es un dato intrascendente saber quién pone los recursos para sostener las campañas. En Mendoza las pocas rendiciones de cuentas a las que se puede acceder marcan un patrón común: muchos empleados y funcionarios que dependen de los dirigentes que buscan elegirse son los que figuran como aportantes de cada campaña. Y una constante: quien está en el poder, recauda más porque tiene acceso a la maquinaria de recursos que da el propio Estado.

Es lo que pasó con el Partido Justicialista. En la campaña para las elecciones del año pasado, el principal partido de la oposición logró recaudar algo más de 6 millones de pesos entre sus allegados. En 2015, cuando aún era Gobierno, la recaudación fue de más de 22 millones de pesos y la lista de aportantes parecía infinita. "Era casi obligatorio aportar, seas o no militante", explicó un ex funcionario.

Para la campaña de diputados nacionales, el frente Somos Mendoza dijo haber gastado $5.223.589,54. De ese monto, $515.800 vinieron de aportes privados y declaran como aportantes a una serie de dirigentes peronistas. Un dato curioso es que dos de los principales aportantes son de Malargüe: José Muñoz y Juan Antonio Agulles, que dicen haber aportado 50 mil pesos cada uno. El otro aportante importante es Daniel Cassia, con un monto idéntico.

Para las primarias el frente Somos Mendoza tuvo otro mecanismo de recaudación porque justamente había listas distintas. La principal reunió   952.920 pesos, y las otras dos $135.060 y  $ 510.000.

A nivel provincial no hay control sobre los gastos de campaña para cargos vernáculos. A pesar de que la ley de reforma electoral le da esa responsabilidad a la Junta Electoral, ese organismo no tiene recursos materiales, ni humanos para ejercer el control. Es una irregularidad cómoda para los partidos políticos que reconocen el error, pero no hacen nada para cambiarlo. Es que no hay ningún proyecto para sanear la falta de recursos. 

Al igual que ocurre con la UCR, el PJ usa al partido para triangular los recursos de la campaña. Es decir, los aportes de privados no se hacen directamente a la cuenta creada para ese fin, sino que se hacen al partido y luego desde esa estructura se envían los fondos. Para la campaña nacional el PJ destinó $2.912.000.

Ese partido ha tenido problemas con sus balances. El último está en trámite, pero ha recibido observaciones y sanciones en ejercicios anteriores. En el 2013 tuvo sanciones por no usar los fondos destinados a capacitación para la función pública. Y el 2012 también fue sancionado por no presentar en tiempo y forma la rendición de cuentas. El balance del 2009 lo tienen desaprobado.

La lista de aportantes es extensa, pero menos que cuando el PJ estaba en el Gobierno. El poder parece atraer más que ser opositor. En 2015, cuando Francisco Pérez era gobernador, ese partido recaudó 22.183.867 pesos. El año pasado, la "vaquita" sumó solo 6.565.271. En el medio el peronismo perdió la provincia y los municipios de Las Heras, Guaymallén, por ejemplo.

Los aportes se hicieron cash: según figura en el balance, la recaudación fue en efectivo.

En la lista hay funcionarios de distintos rangos que, por obvias razones, es menos cuantiosa que en otras épocas.