Política Sueldos versus inflación

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo

El sindicato docente le exige al Gobierno la reapertura de paritarias y tiene previstas asambleas y plenarios. Es porque los sueldos del sector marchan muy atrás de la inflación y, además, no tienen acceso a la actualización automática.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/4
Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo(Pachy Reynoso/MDZ)

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo | Pachy Reynoso/MDZ

Sebastián Henríquez, titular del SUTE.(Pachy Reynoso / MDZ)

Sebastián Henríquez, titular del SUTE. | Pachy Reynoso / MDZ

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo(Pachy Reynoso/MDZ)

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo | Pachy Reynoso/MDZ

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo(Pachy Reynoso / MDZ)

Campaña del SUTE para no quedarse afuera de la cláusula gatillo | Pachy Reynoso / MDZ

La aplicación inminente de la "cláusula gatillo" en el resto de la administración pública ha activado al SUTE, que no quiere quedarse afuera: el sindicato de los docentes ha lanzado una campaña que exige la reapertura urgente de las paritarias para discutir una mejora salarial extra.

Alfredo Cornejo firmó el decreto de aumento de 15,7 por ciento para los docentes en la semana posterior a la Fiesta de la Vendimia. Fue después de una larga negociación con el SUTE, que tuvo idas y vueltas y terminó (como siempre en esta gestión) en fracaso.

La cuestión es que ese decreto deja a los docentes sin la cláusula de actualización automática que acordaron el resto de los gremios con el Gobierno en la Subsecretaría de Trabajo, por si la inflación se disparaba por encima del 15,7 por ciento. Esto implica que, a partir del mes que viene o el próximo, el resto de los estatales (hasta la Policía, por la vía del decreto) van a recibir un incremento extra.

Este escenario descoloca a la conducción del SUTE, que está por cumplir un año de gestión, periodo que estuvo marcado por la mala relación con el Gobierno. Es por ello que el dirigente de izquierda Sebastián Henriquez acaba de anunciar una "campaña de exigencia" para obligar al Gobierno a volver a la mesa paritaria.

Además de los videos e intervenciones en las redes sociales, Henríquez anticipó que habrá asambleas en las escuelas y dos plenarios: uno el lunes 1 de junio y otro el 4. "De ahí, medidas de fuerza", advierte el sindicalista, a pesar de que al SUTE, debido al Ítem Aula, le ha ido muy mal con los paros. 

La campaña señala que los docentes han recibido hasta ahora el 5 por ciento de aumento, cuando la inflación acumulada (según la DEIE provincial) trepa al 12,4 por ciento. El incremento para los docentes fue de 500 pesos y la suba para los celadores, de 400 pesos, de acuerdo con un video del SUTE.

No es una situación exclusiva del sindicato docente. El Gobierno, efectivamente, sólo ha liquidado la primera de las tres cuotas del aumento de 2018 para la administración pública. El mes que viene depositará al conjunto 5,2 por ciento y, en noviembre, el último tramo, del 5,7 por ciento.

"Ya tenemos un 7,4 por ciento de retroceso. Deberían aumentar ese porcentaje de entrada para poner el salario en condiciones de inicio del año y desde ahí activar la cláusula", sugirió el jefe del SUTE.

Desde el otro lado, la respuesta es negativa. El Gobierno no piensa adelantar los tramos del aumento. En tanto, sobre el reinicio de las paritarias con los docentes, por ahora, hay silencio.