Asisten a Luján con otro millón de pesos para aliviar la furia

Pidió 8 millones de adelanto de coparticipación pero le darán sólo 1 millón para frenar el conflicto con trabajadores municipales. La municipalidad estuvo técnicamente acéfala varias horas.
Avatar del

Ricardo Montacuto

1/2
Asisten a Luján con otro millón de pesos para aliviar la furia(Nacho Gaffuri / MDZ)

Asisten a Luján con otro millón de pesos para aliviar la furia | Nacho Gaffuri / MDZ

La protesta de los empleados.(Nacho Gaffuri / MDZ)

La protesta de los empleados. | Nacho Gaffuri / MDZ

El olor a humo y basura quemada en pleno centro. Impacto nauseabundo, con cortes de agua intermitentes en algunos distritos y 40°C de temperatura. Así se pasó el día la gente de Luján ayer mientras el intendente justicialista Carlos López Puelles regresaba de sus vacaciones, para reunirse hoy a los 8 de la mañana con los trabajadores municipales que piden pago de salarios caídos, equipamiento, mejores condiciones de trabajo y “mejor trato” entre otras reivindicaciones. Detrás de este escenario hay otra pelea, de fondo, por el servicio de recolección de residuos que en parte del departamento está a cargo de la comuna, mientras que en Chacras, Vistalba y Carrodilla la empresa Santa Elena accede al “jamón” del negocio sin sufrir atrasos en los pagos, según fuentes internas de la municipalidad.

Desde fines del año pasado los problemas económicos y financieros han comenzado a notarse en Luján de Cuyo, uno de los municipios que el peronismo recuperó en 2011 cuando Francisco Pérez fue electo gobernador. En esa misma boleta estaba el intendente López Puelles. Pero los problemas de dinero empeoraron a causa de la falta de manejo político de los funcionarios, lo que agravó una situación que el gobierno provincial está monitoreando por minuto. Ante el temor a desbordes, la provincia decidió ayer liberar un millón de pesos para Luján en conceptos de adelanto de coparticipación municipal. No es tanto recurso si se estima que el intendente pidió la suma de 9 millones de pesos para salir del paso. Ya en noviembre del año pasado le habrían gestionado tres millones más, pero se ve que no alcanzaron para “pintar la pieza”. Ayer, 16 de diciembre, diversas fuentes aseguraron que aún había empleados de categorías “H” a “I” (que son sueldos superiores pero que no llegan en su gran mayoría a los diez mil pesos) que no han cobrado sus haberes de diciembre.

El presidente del Concejo Deliberante Eduardo Pérez, que en la interna peronista lujanina le reporta al gremialista petrolero Dante González, diputado nacional; no acertó a la resolución de la crisis ni encontró mucho apoyo en otros funcionarios, y además ayer a la mañana se quedó sin firma luego de titubear bastante ante los medios, para explicar quién estaba a cargo de la comuna. Lo que Pérez no dijo en palabras apareció después en un decreto de la Municipalidad. El intendente tiene vacaciones desde el 3 de enero aunque aprovechó –como muchos- el feriado del 31 y el 1 y el “puente” informal del viernes 2. Por eso falta de Mendoza desde antes de fin de año. Su descanso había vencido el día 15, pero recién regresó ayer a la tarde. Entretanto, el municipio estuvo acéfalo unas horas. A continuación, se puede ver el decreto.


Hasta anoche el intendente no había podido ser ubicado mientras seguía el corte de calles en el centro, con los restos de basura. “Ni siquiera tuvieron el pulso de arreglar con Santa Elena para que asuma la recolección y se encargue de limpiar esta mugre” dijo a MDZ un ofuscado funcionario del gobierno. El presidente del Concejo Eduardo Pérez ya se había “guardado” en su banca y había hecho distribuir un comunicado precisando las vacaciones del intendente, mientras en la Casa de Gobierno en la Avenida Peltier bufaban por el pifie político de López Puelles. Difícilmente lo critiquen en público -después de todo es "compañero"- pero el enojo era grande. En Luján, el año pasado la derrota fue muy amplia y los vecinos catalogan muy mal a su jefe comunal cada vez que alguna encuesta, como una elaborada por MDZ hace poco, se los permite.

Los municipales encargados de los residuos no eran los únicos en protesta. Por momentos, la municipalidad estuvo paralizada. “No tenemos ni siquiera tóner para imprimir la documentación” contó una persona de la comuna.

Los reclamos son varios pero se complican en los problemas de representatividad. No sólo los funcionarios están divididos. También el gremio municipal. Hay una parte que es afín a López Puelles, y otra que no. De hecho, a fines del año pasado cuando la crisis se veía venir y ya se sentía con las demoras en los sueldos de noviembre y el aguinaldo, autoridades del gremio ofrecieron a los empleados un préstamo a devolver en enero y con intereses. Cuentan que la “oferta” fue respondida de modos poco amables.

La guerra de los recolectores, que abarca desde la falta de compra de equipamiento dos veces al año como está establecido a salarios caídos y promesas incumplidas, según dicen ellos, tiene como telón de fondo el negocio de la recolección de residuos. “La empresa Santa Elena cobra aproximadamente tres millones de pesos por mes por la recolección de la basura, con ese dinero podrían haber puesto a funcionar la flota de camiones que han ido dejando caer… cuando llegó López Puelles había unos 20 en condiciones, que están destrozados ahora por falta de mantenimiento y de arreglos” cuenta una fuente de la oposición en Luján. Los datos no pudieron ser contrastados porque hasta cerca de la medianoche y a pesar de la insistencia, el intendente López Puelles no ha atendido los llamados.

A fines de diciembre y principios de enero, los funcionarios dijeron que la coparticipación que giraba el gobierno provincial a las comunas estaba atrasada. El dato es certero, pero es una “bicicleta” que lleva alrededor de cuatro años. Desde épocas de Jaque que esto ocurre, y hoy Luján es la única Municipalidad que tiene salarios caídos.

Por lo pronto, el gobierno decidió anoche adelantar por segunda vez en pocas semanas dinero de coparticipación municipal a Luján, un municipio con un presupuesto de alrededor de 400 millones de pesos. Y a las 8 se reúnen los representantes sindicales con López Puelles y sus funcionarios. Afuera, al menos hasta anoche, la basura dejaba su rastro en el centro de Luján.