Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Madres de Plaza de Mayo difundió la carta que el Papa le envió a su titular, a quien aconsejó no temer a las calumnias, ya que también las sufrió Jesucristo.
Avatar del

MDZ Política

1/3
Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Así comparó Francisco a Hebe de Bonafini con Jesús

Madres de Plaza de Mayo difundió hoy el facsímil de una carta escrita días atrás por el papa Francisco y dirigida a su titular, Hebe de Bonafini, en la que la instó a "no tener miedo a las calumnias".

"No hay que tener miedo a las calumnias. Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio 'dibujado' con calumnias", dice la misiva en uno de sus párrafos y agrega que "la calumnia sólo ensucia la conciencia y la mano de quien la arroja".

Según se informó en un comunicado, las Madres de Plaza de Mayo recibieron ayer -a través de la Nunciatura Apostólica- la carta enviada por el papa Francisco, que había sido anticipada por Bonafini el 1 de febrero, tras la habitual marcha de cada jueves en Plaza de Mayo.

En el texto -dirigido a la "Querida Hebe"- el Papa señala que reza por Bonafini y "por las madres" y que le pide a Dios que le "conserve la salud para que puedas seguir ayudando a tanta gente".

Por último, Jorge Bergolgio se despide: "Por favor, no te olvides de rezar por mí. Saludos a las Madres. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente, Francisco". 

La carta completa de Francisco a Hebe:

Querida Hebe:

Muchas gracias por tu carta que me llegó por medio de Juan. Rezo por vos y por las Madres. Y pido al Señor te conserve la salud para que puedas seguir ayudando a tanta gente.

No hay que tener miedo a las calumnias. Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio "dibujado" con calumnias. La calumnia solo ensucia la conciencia y la mano de quien la arroja.

Por favor, no te olvides de rezar por mí. Saludos a las Madres.

Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente,

Francisco.