Arrancó el cuarto juicio contra María Julia y se negó a declarar

El caso es por irregularidades en un contrato entre la ex Entel y una UTE. lLa ex funcionaria del menemismo, de 71 años, antes recibió dos condenas.
Avatar del

NA

1/2
Arrancó el cuarto juicio contra María Julia y se negó a declarar(NA)

Arrancó el cuarto juicio contra María Julia y se negó a declarar | NA

Arrancó el cuarto juicio contra María Julia y se negó a declarar(NA)

Arrancó el cuarto juicio contra María Julia y se negó a declarar | NA

La exfuncionaria María Julia Alsogaray se negó hoy a prestar declaración indagatoria en el cuarto juicio que arrancó en su contra esta semana por hechos de corrupción tras su paso por ENTEL en 1989.
  
Ante el Tribunal Oral Federal 6 (TOF6) la expolifuncionaria evitó dar su testimonio, luego que fuera rechazado su planteo de prescripción de la causa por el paso del tiempo, el que interpuso ni bien empezó el debate el pasado martes en Comodoro Py.

El TOF6, integrado por los jueces José Martínez Sobrino, María  del Carmen Roqueta y Julio Panello, tuvo en cuenta el dictamen de la fiscal Sabrina Namer, que había pedido rechazar la prescripción, pues consideró que el único objetivo de la defensa era evitar el juicio en su contra.

Es otro de los juicios que afronta la expolifuncionaria menemista por hechos de corrupción y luego que recibiera dos condenas: una de cuatro años por administración fraudulenta y otra de tres por enriquecimiento ilícito.

Alsogaray, de 71 años, es una de las acusadas junto al abogado Gustavo Daneri; el excoordinador general de ENTel; Hernán Pflaum y Juan Carlos Pickenhayn, del estudio Javier Fernández Madero y la consultora KPMG; todos ante el Tribunal Oral Federal 6.

La acusación es por la contratación supuestamente irregular que llevó adelante durante el proceso de liquidación de la Empresa Nacional de Teléfonos (Entel), de la que era titular.

Según surge del requerimiento, se estima que fue de 250  millones de dólares el perjuicio en contra del Estado a raíz de esa maniobra, presuntamente irregular.

La investigación fue sobre el contrato pactado entre Entel y la Unión Transitoria de Empresas (UTE), esta última integrada por la Consultora KPMG, el estudio Jaime Fernández Madero y Copiga SA, por el cual se realizaron tareas de liquidación y certificación final de contratos de obra pública que había firmado la telefónica estatal.

En el contrato se sospecha que las autoridades de Entel ampliaron los plazos de ejecución o duplicaron los precios sin justificación aparente, por lo que se inició una innumerable cantidad de juicios que nunca se pudieron cobrar, con lo cual el Estado terminó perdiendo.

El año pasado, Alsogaray fue sobreseída por prescripción de la causa en un primer juicio y condenada a cuatro años en otro, ambos por administración fraudulenta y a raíz de irregularidades cometidas cuando se desempeñó en la Secretaría de Medio Ambiente.