Política Dos referentes dan sus argumentos, a fondo

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

"Garantizar derechos humanos de las mujeres y personas con capacidad de gestar no debería medirse por 'costos políticos', dice la jurista Lamm. "¡Necesitamos más gente, nunca menos! ", señala Albino.
Avatar del

Gabriel Conte

1/6
Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto(Pachy Reynoso/MDZ)

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto | Pachy Reynoso/MDZ

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto(Pachy Reynoso/MDZ)

Albino y Lamm: las razones de unos y otros sobre el aborto | Pachy Reynoso/MDZ

Hasta que se consiga consenso para cambiar la Constitución y definir que, a lo suizo, tenemos una democracia directa y plebiscitaria, en Argentina todavía "el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes". Así lo dice la Carta Magna y ese es un llamado a pensar por quiénes votamos antes de hacerlo y no pretender manipular su actuación en el Congreso una vez que fueron elegidos. En todo caso, también obliga a la política a ser más seria a futuro: los asuntos de Estado no pueden quedar librados a posiciones personales y los partidos bien podrían ser núcleos de ideas básicas sobre los temas inherentes al país, de modo de no traicionar ni estafar a nadie una vez sentados en sus bancas.

Las marchas populares, en tanto, también son un derecho, siempre, dentro de las normas vigentes y sin más pretensión que darle canal a diversas expresiones. Vale para todos los que las organicen y para todas las posiciones. Pretender que el país les de el mismo valor que a un comicio mediante una especie de "cuentaganado" en la mano en cada movilización es absurdo, además de ilegal, inconstitucional y convocante a una pulseada con gentío en las calles más propias de los tiempos del fascismo que de la era actual.

Salimos a buscar la posibilidad de que haya puntos en común o, al menos, comprensión sobre lo que piensa "el otro", en dos referentes calificados de las dos posiciones principales frente a la discusión sobre la despenalización del aborto: el médico Abel Albino y la jurista Eleonora Lamm. Les hicimos dos preguntas a cada uno que -para evitar interpretaciones- decidimos ponerlos aquí en forma íntegra y textual:

Abel Albino

1- Tras el masivo respaldo en el Parque a la posición provida, ¿entiende usted en algún punto a alguna de las partes que están en la posición opuesta a la suya?

- No se puede creer nada de lo que pasa con el tema del aborto. Primero es anticonstitucional. Segundo va en contra de la Convención de los Derechos del Niño que Argentina suscribió. Tercero dicen defender los derechos humanos y atacan el fundamental que es el derecho a la vida, sin el cual no hay otros derechos humanos. Cuarto, todos nosotros nos hemos criado escuchando que "los privilegiados son los niños". ¿Faltaba esto para darnos cuenta que todo fue una gran mentira?. Quinto: nos estamos ensañando con los niños Down, y con otros niños enfermos? Creo que es así. Eso es realmente monstruoso. ¡El hombre evidentemente, es capaz de todos los honores y de todos los horrores! Hitler también decía que el prisionero no era una persona.

2- ¿Qué cree que sucederá si la ley se aprueba después de la demostrada disconformidad de tan amplío sector?

- Si a pesar de todo este monumental movimiento a favor de la vida sale la ley de todos modos, podría asegurarse que nuestro hermoso país se encuentra en serios problemas. Porque somos un país enormemente grande, enormemente rico, y peligrosamente vacío. ¡Necesitamos más gente, nunca menos! ¡Hay que estimular el trabajo, el sacrificio, la responsabilidad, la familia, el respeto en todos los niveles, el buen ejemplo que siempre viene de arriba! En fin. ¡Que Dios nos ayude!

Eleonora Lamm

 1- ¿Es posible a esta altura de la discusión de la posición de los que piensan en contra de la ley, comprender algo en la posición de "el otro", sobre todo de los sectores provida. ¿Encuentra en ellos diferentes posturas, alguna de ellas "comprensible"?

- Estoy convencida de que una de las cosas más inestimables de todo este proceso que implicó el ejercicio de debate en el congreso de la Nación, en el que se escucharon a más de 700 personas, es que efectivamente se pusieron sobre la mesa argumentos valiosísimos y de rigor científico. Se han citado estudios, evidencia, derecho comparado... incluso el día de cierre de exposiciones, presentaron sus posiciones, nada más ni nada menos que 3 ministros de salud de la Nación, que aunque de diferentes espacios y épocas, todos coincidieron que el aborto es una cuestión de salud pública.

En este debate también, las posiciones más encarnizadas perdieron objetividad: nadie está promoviendo el aborto. Reitero, como ya lo hemos dicho tantas veces, que esto no consiste en aborto si o aborto no, sino en si va a seguir siendo clandestino e inseguro o no. Con todas sus consecuencias.

Resulta comprensible que desde las posiciones más creyentes se defienda la vida, pero este argumento olvida varias cosas. 1) Todas las posiciones defienden la vida; 2) penalizar el aborto no protege esa vida porque no evita que los abortos se realicen. 3) está científicamente demostrado que legalizar el aborto no aumenta el número de abortos, ni penalizar los disminuye, solo los torna inseguros 4) existen otras formas de proteger, siendo o debiendo ser el derecho penal la última ratio, por ser además un derecho cargado de sesgos de clase y de género: son las mujeres y personas con capacidad de gestar pobres las que sufren las consecuencias. 5) los principales instrumentos internacionales de derechos humanos recomiendan la despenalización de la práctica del aborto por entender la criminalización como violatoria de derechos (salud, vida, dignidad, autonomía, integridad, derecho a no sufrir trato cruel, inhumano o degradante, etc.). Sin ir más lejos, se ha dicho hasta el cansancio, que la despenalización del aborto viola la Convención de los derechos del niño, nada más desacertado. No solo la propia Corte de la Nación en el famoso caso FAL ya dijo que legalizar el aborto es constitucional, sino que además el propio Comité de los derechos del niño, encargado de la implementación de la convención, le recomendó a Argentina el 6 de junio de 2018 (sí, hace 5 días) que como Estado debe: "Asegurar el acceso a servicios de aborto seguro y atención postaborto para niñas adolescentes, garantizando que sus opiniones siempre se escuchen y se tengan debidamente en cuenta como parte del proceso de toma de decisiones".

  2- Después de la marcha de ayer en el Parque, ¿no le parece que es mucha la gente movilizada en contra de la ley y que quedaría de algún modo excluida? ¿Qué les diría sobre la ley a esas personas?

- Me preguntan sobre la movilización de ayer y reflexiono pensando cuantas de estas personas han analizado la situación con rigor científico y se han efectivamente informado... o si solo es un aparato que moviliza y siempre ha movilizado fundado o motivando desde el dogma que debería ser dejado de lado en estos debates porque somos un estado laico, democrático y plural. Pudo entenderlo Irlanda, mucho más deberíamos hacerlo nosotr*s.

No se puede dejar de advertir que la enorme mayoría de las personas concurrentes a la marcha de ayer (sino todas) lo hacen con la misma "devoción" y tranquilidad de espíritu que les proporciona el saber que siempre dispondrán del plan "B" cuando se deban enfrentar con el tema que por sus circunstancias adquiera categoría de problema a solucionar en la intimidad de la hipocresía.

La reflexión es mucho más profunda que ciertos slogans y una gran parte de la sociedad ha logrado entenderlo.

Garantizar derechos humanos de las mujeres y personas con capacidad de gestar no debería medirse por "costos políticos". L*s legislador*s pueden y deben hacer historia.

Susan Sontag dice que la libertad empieza en el cuerpo. Ahora es cuando.

En debate: votá en las encuestas de abajo haciendo clic en cada imagen:

Comentá esta nota subiéndola a tu red social.