Adónde irán los votos de los "desertores"

En las últimas dos semanas, Emmanuel Fugazzotto y María José Ubaldini se bajaron de la contienda electoral. Sumado a las fuerzas que no pasaron el filtro de las PASO, hay 60.000 votos sin candidato.
Avatar del

Mariano Bustos

1/3
Adónde irán los votos de los "desertores"

Adónde irán los votos de los "desertores"

Adónde irán los votos de los "desertores"(Gentileza)

Adónde irán los votos de los "desertores" | Gentileza

Adónde irán los votos de los "desertores"

Adónde irán los votos de los "desertores"

 Esta semana terminó de confirmarse algo que se comentaba desde hacía tiempo. El espacio Encuentro por Mendoza no competirá en las elecciones de octubre y se cae la candidatura de María José Ubaldini a diputada nacional. Si a eso se suma la retirada del Partido Verde de Emmanuel Fugazzotto y las fuerzas que no sortearon el fitro de las PASO, son casi 60 mil los votantes que no encontrarán en el cuarto oscuro las boletas que habían elegido el 13 de agosto.

En el peronismo se entusiasman que parte de los 20.500 votos que Ubaldini obtuvo en las primarias recaigan en manos de la lista de Omar Félix. Sobre todo luego de que los dirigentes que acompañaron la excursión electoral de la candidata expresaran abiertamente su apoyo al presidente del Partido Justicialista.

Pero no solo en el PJ se entusiasman con cautivar a esos electores. Según manifestó a MDZ José Luis Ramón, el objetivo del Partido Intransigente es pasar del 7% que obtuvieron en agosto a un 20% del electorado en octubre. Una apuesta que saben ambiciosa pero se ilusionan a alcanzar. No sólo capitalizando votos de los espacios que han quedado fuera de carrera, sino con apoyo genuino de gran parte de la ciudadanía. "Los que les suena el despertador a las 6.30 para ir a abrir el negocio, la industria, el productor, los trabajadores, usuarios y consumidores", sostuvo Ramón.

Mientras tanto, para el Frente de Izquierda de los Trabajadores también es importante aumentar el caudal de votos que obtuvieron en las primarias. Por lógica, a los 92.000 votos que consiguieron en agosto (8,8%) se podrían sumar casi 20.000 de otras fuerzas de izquierda que no pasaron el filtro de las PASO. Se trata de Podemos con la Izquierda (8.200) y el Partido del Trabajo y del Pueblo (12.200).

En cuanto al oficialismo, el propio Alfredo Cornejo aseguró que la tendencia es que el ganador de las PASO aumente su caudal de votos en las elecciones generales. En este sentido, personas cercanas al gobernador auguran un crecimiento de 3 o 4 puntos porcentuales para la lista que encabeza Claudia Najul.

Sin embargo, afirman que para conseguirlo no apuntan a cautivar al votante de ningún candidato en particular, sino que la estrategia es centrar la campaña en la gestión y reforzarla en departamentos en los que no obtuvieron un buen resultado en las PASO. Por ejemplo, Tupungato, Santa Rosa, General Alvear y Malargüe. "Vamos a poner en valor la gestión provincial dándole protagonismo a los intendentes. Será un trabajo territorial intenso", anticipó el publicista de Cambia Mendoza, Gustavo Videla.

En este sentido, la apuesta será la misma que en agosto y no se desviarán de "la revolución de lo sencillo" que pregona el gobernador. Es decir, mejorar los servicios que presta el Estado y desarrollar obra pública para que el ciudadano pueda percibir cambios en su vida.

Además, en el gobierno están tranquilos porque entienden que el 41% obtenido en las PASO es su piso y de ahí no pueden bajar, mientras que el peronismo deberá ratificar el 33% que obtuvieron las diferentes candidaturas de Omar Félix, Juani Jofré y Jorge Tanús. "El que gana, conserva. El que pierde tiene que evitar la dispersión", sostienen.