Política Tras el "no" a legalizar el aborto, habló el ministro de Salud de la Nación

Adolfo Rubinstein en Mendoza: "Claramente la Iglesia jugó"

Luego de que el proyecto de Ley para regular la interrupción voluntaria del embarazo pasara al archivo, el ministro de Salud del Gobierno de Mauricio Macri visitó Mendoza y habló de las presiones en contra.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
0(Alf Ponce / MDZ)

0 | Alf Ponce / MDZ

1(Alf Ponce / MDZ)

1 | Alf Ponce / MDZ

Después del rechazo al proyecto de legalización del aborto en el Senado de la Nación, el ministro de Salud del Gobierno de Mauricio Macri Adolfo Rubinstein llegó a Mendoza para participar del quinto Consejo Federal de Salud que se realiza en nuestra provincia.

En una rueda de prensa que ofreció en el Intercontinental, en donde se lleva adelante la jornada con la participación de ministros de Salud de cada provincia, el responsable de la cartera de Salud a nivel nacional manifestó cierta desazón por el archivo de la media sanción de Diputados que buscaba regular la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo aunque destacó que se avanzó en el sentido de que toda la sociedad se anime a debatir sobre esta problemática. 

"Tengo una mezcla, por un lado un poquito de frustración en tanto creo que hay que darle una solución a este tema creo que es una realidad insoslayable que el aborto existe y que en condiciones clandestinas produce inseguridad, internaciones, complicaciones, muertes y tenemos que darle una solución. Pero a la vez entiendo que se ha dado un enorme paso hacia adelante porque se ha comenzado a debatir a nivel de toda la sociedad este tema creo que hoy se conoce una realidad que hasta ahora no se conocía y estos cinco meses de debate público en donde creo que ha habido compromiso de toda la sociedad independientemente de las posiciones ha permitido iluminar esta problemática", apuntó Rubinstein. 

En ese tren, aunque sin ofrecer demasiados detalles, Rubinstein deslizó que el Ejecutivo está considerando incluir la despenalización del aborto en el proyecto de reforma del Código Penal que se trataría próximamente. A propósito, esta mañana el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, anticipó que el texto que enviarán el 21 de agosto considera esta alternativa. "Es una alternativa que se está considerando pero no conozco los detalles pero entiendo que todos estos meses de debate y deliberaciones jurídicos va a impactar en lo que se piense en la reforma del Código Penal", deslizó el ministro de Salud de Macri.  

Seguidamente, al ser consultado por el rol que tuvo la Iglesia Católica en todo este debate público sobre la despenalización y legalización del aborto, Rubinstein pronunció: "Creo que hubo mucho compromiso de todas las partes y sí claramente la Iglesia jugó". 

Sin embargo, rescató: "De todas maneras para mí lo más importante, más allá de que hubiera preferido otro desenlace, hay que decir que este es un camino que recién comienza y que hoy la sociedad está mucho más vigilante, conoce la magnitud del problema, conoce los datos y estadísticas y conoce lo que es el movimiento social de las mujeres y de la juventud que son los principales actores de esta transformación". 

Sobre la posibilidad de que se reabra este debate próximamente, Rubinstein dejó el capítulo abierto aunque remarcó que "es un movimiento social indetenible" y en esa línea aprovechó para destacar que Macri, pese a estar en desacuerdo con el aborto, haya impulsado el debate. "Esta no fue una iniciativa de Cambiemos sino del colectivo de mujeres de todos los partidos, de Cambiemos, del FpV, del Frente Renovador, fueron todos, en realidad lo que hizo el presidente fue habilitar el debate en una muestra enorme de coraje y valentía porque incluso él no está de acuerdo y sin embargo permitió que se abriera una suerte de caja de pandora que permitió iluminar esta problemática", consideró el ministro de Salud.

Por último, aseguró que el sistema sanitario del país y de cada provincia está preparado para garantizar la efectividad del aborto legal, seguro y gratuito: "El aborto en el 90 por ciento de los casos es farmacológico y solo requiere de supervisión ambulatoria no necesita de hospitales las complicaciones son infinitamente menores".