Política Proyecto alternativo más moderado

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado

Baja a la semana 12 el límite para interrumpir un embarazo, permite a los hospitales ser objetores de conciencia de manera institucional e incluye el modo de financiar la práctica.
Avatar del

MDZ Política

1/3
Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado(Pachy Reynoso/MDZ)

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado | Pachy Reynoso/MDZ

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado(Pachy Reynoso/MDZ)

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado | Pachy Reynoso/MDZ

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado

Aborto: las claves del proyecto para destrabar la discusión en el Senado

Según las cuentas que sacan en el Congreso, en el Senado se define voto a voto la despenalización del aborto. Hoy estaría ganando el rechazo con 31 legisladores y 28 a favor.

>

Tres senadores de Córdoba, Carlos Caserio (PJ), Laura Rodríguez Machado (PRO) y Ernesto Martínez (Cambiemos), ingresaron ayer al Senado un proyecto alternativo más moderado.

Al igual que el original, legaliza la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), pero establece como límite la semana 12 de gestación. El texto que llegó de Diputados fija el tope para abortar en la semana 14.

Además, el nuevo texto añade la posibilidad de que los hospitales puedan ser objetores de conciencia en su totalidad, es decir de manera "institucional". Hasta ahora, el proyecto original resguarda la voluntad de los médicos por distintos motivos. Con la modificación, se incorpora a los centros de salud con ideario religioso o confesional.

"Las instituciones de salud privadas podrán formular su objeción de conciencia a la interrupción voluntaria del embarazo, para lo cual deberán previamente informar al Ministerio de Salud de la Nación"", dice uno de los artículos de la propuesta.

También proponen eliminar las penas a los médicos que dilaten, obstaculicen o se nieguen a realizar prácticas abortivas. El texto original reprime con una pena de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena a quien tenga una inconducta.

Un punto importante es que incluye el financiamiento de la interrupción voluntaria del embarazo. El texto indica que debe haber una partida presupuestaria específica para el tema compartida entre las provincias y el Estado, algo que el proyecto original no especificaba.

Agrega la opción de que el Gobierno contemple la producción y envío a los hospitales públicos de Misoprostol, uno de los medicamentos que permiten realizar abortos ambulatorios en las primeras semanas de gestación.

En caso de que prosperen las modificaciones, el texto "revisado" y votado por el Senado debería volver a Diputados para que se apruebe la ley.