Política En foco

A Ramón no se le puede escapar la tortuga

Armó un escándalo en una comisión de la Legislatura el martes por el proyecto del Ente Provincial de Transporte. Pero después se desentendió del caso y el ente recibió sanción de la Cámara de Diputados, al día siguiente, sin que el legislador al menos se enterara, Las dudas que genera un fenómeno electoral como el de Protectora.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/7
A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachi Reynoso/MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachi Reynoso/MDZ

A Ramón no se le puede escapar la tortuga

A Ramón no se le puede escapar la tortuga

A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachy Reynoso / MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachy Reynoso / MDZ

A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachy Reynoso / MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachy Reynoso / MDZ

A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachy Reynoso/MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachy Reynoso/MDZ

A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachy Reynoso/MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachy Reynoso/MDZ

A Ramón no se le puede escapar la tortuga(Pachy Reynoso / MDZ)

A Ramón no se le puede escapar la tortuga | Pachy Reynoso / MDZ

Resulta que José Luis Ramón armó un escándalo en una comisión de la Legislatura el martes por el proyecto de Ente Provincial de Transporte. Pero después se desentendió del caso y ese ente recibió sanción de la Cámara de Diputados, al día siguiente,

El diputado nacional de PI-Protectora se enteró de la novedad en Buenos Aires, anoche, y se quejó. "Me madrugaron", afirmó. Prometía, antes de enterarse de la sanción, que iba a plantarse en la sesión de Diputados para que el nuevo ente de transporte de Cornejo no se aprobara. O para que al menos quedara constancia de su oposición. Casi incomprensible: hasta los diarios de papel avisaban ayer que el oficialismo buscaría una sanción exprés de la ley este miércoles.

Una de dos: o Ramón se desconcentró, o buscaba el martes nada más que el impacto mediático. Es un "vendehumo a lo Caruso Lombardi", como denunciaron algunos justicialistas en la acalorada reunión de comisión del martes, o solamente, inexperto.

Ojalá sea lo primero, nada más. Porque la inexperiencia se puede solucionar. Lo otro sería más show de la política doméstica, Desnudaría que muchos mendocinos votaron en octubre otro fenómeno electoral volátil y para el olvido.

El tema en discusión no es menor y, hasta aquí, Protectora ha trabajado con vigor (desde 2013) para que la política y la Justicia corrijan una gran irregularidad: el transporte público es el único servicio de la provincia que no cuenta con el control de un organismo específico, a pesar de que una ley vieja (7412) ordena su creación. 

En efecto, en 2005, hace nada menos 13 años, se votó una ley que hasta ahora nadie cumple. Pasaron tres gobiernos y medio desde entonces. Pero a fines de octubre, por reclamo de Protectora, una sala de la Corte provincial por fin ordenó que el Poder Ejecutivo la pusiera en vigencia.

El problema es que no ocurrió eso. En su lugar, el Gobierno envió a la Legislatura un proyecto nuevo para corregir los "errores" de la primera ley y remplazarla. 

El prolijo secretario de Transporte, Natalio Mema, aclara que no vulneró ningún plazo judicial: antes de que se cumplieran los 60 días que había establecido la Justicia, la Corte fue avisada del envío a la Legislatura del nuevo proyecto. En consecuencia, el fallo de la Corte debería quedar "en abstracto", si es que la ley nueva mantiene la velocidad actual y es aprobada la semana que viene en el Senado.

Pero atenti. Protectora dice que esta nueva ley del Gobierno convierte al Ente de Transporte (hoy, Ente la Movilidad, o "EMOP", según su sigla) en un mero "espectador" del sistema de micros que usan miles de mendocinos, sin facultades para definir cuadros tarifarios, por ejemplo.

A los gritos afirma Protectora que el canon que según la nueva ley le cobrarán a las empresas de transporte para sostener al EMOP, entre otros gastos, se transformará a futuro en "un aumento de la tarifa para el usuario".

Apoyaba hasta el propio PJ, por último, la queja ante la reducción de 6 a 3 miembros en la representación en el EMOP de los organismos que defienden a los usuarios, como la propia Protectora. 

Dicen, los de Protectora solamente, que el Gobierno en el fondo está creando las condiciones ideales para que controlen el negocio del transporte público tres apellidos. Dos de ellos conocidos en el rubro, y el tercero, un nuevo personaje importante del sur de Mendoza. 

Las denuncias de Protectora sobre las irregularidades del transporte público vienen desde hace rato. Incluso explotan con frecuencia en las redes sociales, como en este video de Mario Vadillo, el aliado mayor de Ramón. 

Prometen sus líderes hasta una denuncia penal contra el Gobierno por el nuevo ente de transporte.

Esas acusaciones, por supuesto, son desmentidas por el gobierno de Cornejo. La Secretaría de Transporte jura que mandó esta ley porque la anterior confundía los roles del ente: le concedía poderes no solo para controlar, sino también para administrar, lo que le corresponde al Gobierno.

Acusan desde el Ejecutivo a Protectora de "haberse ocupado de hacer campaña política y de mantener el tema vivo" en octubre pasado, en lugar de participar en una conciliación donde se discutió el proyecto del nuevo ente para el transporte. 

"Nosotros queremos crear un ente que tenga las condiciones constitucionales que debe tener. Si tenemos la ley la semana que viene, llamaremos rápido a concurso para crear el directorio", promete finalmente Mema. Ese directorio tendrá tres miembros que deberán contar con acuerdo del Senado.

Está por verse quién tiene la razón y falta todavía la sesión del Senado donde se debatirá el EMOP. Lo que no puede pasarle a ninguno (y a Ramón, menos que a nadie), es que, en una Legislatura tan pícara, se le escape la tortuga.