Nuevo round

La Legislatura se convierte en el nuevo campo de batalla de la interna del PRO

A dos semanas de las elecciones partidarias, los senadores demarchistas presentaron un proyecto para modificar el reglamento interno del Senado y apuntaron contra la vicegobernadora Hebe Casado.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon lunes, 17 de junio de 2024 · 18:29 hs
La Legislatura se convierte en el nuevo campo de batalla de la interna del PRO
Foto: MDZ

El próximo 30 de junio el PRO de Mendoza definirá su nueva conducción y los dos postulantes a la presidencia son la vicegobernadora Hebe Casado y el senador demarchista Gabriel Pradines. Luego de que la interna entre los dos sectores del partido amarillo se instalara en la Justicia Electoral con demandas e impugnaciones cruzadas, ahora el terreno de batalla se trasladó a la Legislatura.

El bloque de senadores de La Unión Mendocina presentó un proyecto para modificar el reglamento del cuerpo para establecer un plazo para la presentación de las resoluciones de la presidencia del Senado. Desde las oficinas de la Cámara Alta les habían indicado a estos legisladores que los expedientes estaban a disposición del requerimiento de personal de cada senador. Sin embargo, la bancada demarchista decidió avanzar con un proyecto alegando falta de transparencia.

Esta avanzada opositora se produce en la antesala de los comicios partidarios del PRO mendocino, que tiene a sus dos principales competidores conviviendo en el Senado.

La propuesta para modificar el reglamento fue presentada por los senadores de La Unión Mendocina, Germán Vicchi, Valentín González, Ariel Pringles, Gabriel Pradines y Martín Rostand, estos dos candidatos a presidente y vicepresidente segundo del PRO en los próximos comicios. Asimismo, también acompañó el legislador Armando Magistretti, del Partido Demócrata (PD) y aliado de este bloque.

El senador Gabriel Pradines, candidato a la presidencia del PRO por el sector de Omar De Marchi.

El proyecto en cuestión plantea establecer en el reglamento interno de la Cámara de Senadores que las resoluciones de presidencia se publiquen en un plazo no mayor a 3 días y que sean publicadas en el sitio web de la Legislatura.

Concretamente propone una modificación de los artículos 69 y 178 del reglamento del cuerpo. El primero de los puntos establece que habrá “un libro en el que se insertarán, firmadas; todas las resoluciones que dicte la Presidencia en uso de sus facultades”.

El demarchismo pretende modificar la redacción agregándole que la publicación de las resoluciones debe concretarse en “dentro de las 72 horas hábiles de emitidas”. Aclara que las mismas “deberán ser publicadas en el sitio web de la Honorable Cámara de Senadores de Mendoza, con una demora no mayor a las 72 horas hábiles y sin ningún tipo de restricción de acceso”.

En el otro artículo añade que durante las sesiones también se deberá dar cuenta de los asuntos a tratar y de las resoluciones no informadas previamente y emitidas hasta 72 horas hábiles previas a la sesión.

Los impulsores de la iniciativa afirman que “se vienen produciendo situaciones que atentan contra la transparencia y el acceso a la información pública” y remarcan que la presidenta del cuerpo “no suele dar cuenta de las resoluciones de la presidencia”.

Indican que han realizado múltiples reclamos, tanto verbales como formales y que la respuesta desde la Secretaría de Legal y Técnica del Senado ha suido que el reglamento actual “no establece plazo para su puesta en conocimiento ante el cuerpo; no obstante, en virtud a los usos y costumbres, cada gestión establece los propios”.

A su vez, desde esa oficina remarcaron que las resoluciones “se encuentran disponibles en la Secretaría Administrativa de la H.C.S. cada vez que estas sean requeridas personalmente por cada Senador”.

No satisfechos con esa respuesta, lo senadores de LAUM cuestionaron el mecanismo actual y propusieron modificar el reglamento.

Sin embargo, la avanzada del bloque demarchista va más allá de una disconformidad con las dificultades para acceder a las resoluciones internas del cuerpo. Cargan contra la vicegobernadora Casado con esta iniciativa a dos semanas de las elecciones internas del PRO.

La vicegobernadora Hebe Casado buscará ser electa presidenta del PRO mendocino en las elecciones del próximo 30 de junio.

De esta manera, la Legislatura se convierte en el campo de batalla de la disputa por la presidencia partidaria entre los sectores liderados por Casado y De Marchi. Se trata de un nuevo round, luego de que los enfrentamientos previos se dieran en la Justicia Electoral.

El partido amarillo en Mendoza se encuentra intervenido desde el año pasado, luego de que Omar De Marchi abandonara la alianza con la UCR para lanzarse a competir por la Gobernación fundando La Unión Mendocina. Esta jugada política se hizo desconociendo las directivas del PRO a nivel nacional, lo que provocó que desplazaran a la conducción local que respondía al entonces diputado nacional.

El proceso de regulación comenzó hace unos meses, pero ha estado marcado por múltiples denuncias cruzadas que obligaron a la intervención de la Junta Electoral nacional del partido y también de la Juzgado Federal con competencia electoral en la provincia.

Archivado en