Campaña

Los futuros ganadores ya siembran dudas sobre cómo se relacionarán con sus antiguos aliados

Los intendentes de la provincia de Buenos Aires ya empiezan a prepararse para el día después. Desean que Sergio Massa participe del balotaje y luego lo gane, pero no creen que pueda pasar. Tampoco confían en que Axel Kicillof los llame a participar de un nuevo esquema de poder.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare viernes, 22 de septiembre de 2023 · 22:10 hs
Los futuros ganadores ya siembran dudas sobre cómo se relacionarán con sus antiguos aliados
Los intendentes sienten que se abre una nueva etapa Foto: Gentileza

Uno de los intendentes más exitosos de la última década siente que se abre otra etapa. Que el cielo es el límite pero, además, adelanta lo que tantas veces se informó con detalle en MDZ: “No existe más una corporación política que nos aglutine, que nos guíe. Por un tiempo, seremos seres libres en busca de nuestro destino", dijo.

Poético, se ríe de su frase, que la prefiere sobre "lo que éramos. Una banda. Una banda en el mejor sentido, en que teníamos un objetivo y una conducción. Hoy no tenemos nada en común, y el dirigente o la dirigente que nos encauzaba no existe o no tiene legitimidad", remató.

En su distrito, como en tantos otros, donde las palabras "futuro" y "realizar" sobresale de las demás, pasa lo mismo que en otras localidades limítrofes. Los candidatos locales que deben competirle son desconocidos o con limitadísima incidencia en los territorios. Esta es la gran ventaja que tienen los intendentes, de todos los partidos, sobre el resto. "Como la gente cree que no le va tan mal, y lo cercano lo conoce, entonces, sigue con ese", le comentó uno de los consultores más prestigiosos a este periodista cuando le preguntó por qué se dan algunos resultados electorales.

Los antiguos "barones" del Conurbano le dieron paso, sin quererlo, por supuesto, a esta nueva generación de dirigentes que no tenían una historia en común y los contactos eran a través de quienes los convocaban. No armaron una sociedad política, y eso se nota mucho más hoy, donde cada uno siente con derecho de encabezar un proyecto provincial sin pedir permiso.

Kicillof reclamó crear una nueva letra y música. Algunos creen lo mismo, pero dudan del artista.

Ellos también, al igual que Axel Kicillof, sienten que lo que pasó en la Legislatura bonaerense no les roza, por más que sean quienes pongan a los que componen las listas que terminan participando de esas asociaciones poco lícitas y que derivan en la utilización de documentos para sacar plata con las tarjetas de débito.

"No te confundas. Fijate si hay alguien nuestro", le dijo la fuente a MDZ. Efectivamente, ellos tuvieron escasísima participación en el armado de las listas que se presentaron en las últimas dos elecciones. Mucho menos han tenido en estas de 2023. Máximo Kirchner solo armó con nombres propios y los volvió a relegar, salvo en la Primera Sección, que encabeza Rubén Eslaiman, un referente cercanísimo a Sergio Massa.

La causa fue destrozada por una decisión de cámara en la que no solo liberó a Jorge “Chocolate” Rigau, sino que también dijo que todo el procedimiento estuvo mal hecho porque nunca tuvo que haber sido detenido. “Lean bien el fallo del Dr. Fernando Mateos", confió alguien que leyó minuciosamente el expediente de la Cámara y que no cree que esto quede así.

Mateos, el único de los tres camaristas que votó en contra de la liberación y de extinción del delito, advirtió que tanto el accionar primario de los efectivos de la patrulla municipal y la posterior labor de los bonaerenses fue "impecable".

Rigau trabaja en la Cámara, en mantenimiento, desde 2009 pero el sistema es preexistente.

Además, precisó que "siempre partiendo de mi profunda convicción de que en el caso concurren circunstancias previas y concomitantes que razonable y objetivamente permitieron justificar el accionar policial, no puedo dejar de mencionar el estrépito social o el desconcierto y descrédito para el común de la gente que se derivaría de una CCS E06000012123683 decisión como la perseguida que -como derivación de la doctrina del fruto del árbol envenenado- implicaría sellar la suerte de una investigación que razonablemente podría relacionarse con la Convención Interamericana contra la Corrupción".

Las dudas sobre el proceso que se abrirá tras las elecciones de octubre no afecta a los jefes comunales tanto como se supone. La mayoría se sabe con altísimas chances de ser reelectos. Sus inquietudes pasan a ser otras. Más precisamente una: ¿cómo será la reacción si, tal cual parece que sucederá, Axel Kicillof queda como el único sobreviviente del desastre del oficialismo?. "Espero que no se agrande. Perdón. Que no se agrande más", dijo, hace días, otro intendente de la zona sur.

Tampoco creen que todavía tenga en claro qué quiere hacer. Los alcaldes, los más eficientes, le piden por favor que les habilite el manejo de la Policía, aunque sea en un rango primario de seguridad pública y la educación. "Duda, no le gusta ese esquema". Tampoco creen que su mano derecha, Carlos Bianco, esté a la altura de las responsabilidades que le pueden tocar. "Si hubiera ido a la secundaria con nosotros dos, seguro no se juntaba", dice una de las fuentes a MDZ.

La elección se aproxima. Falta solo un mes y las únicas certezas con las que pueden contar son las que ellos mismos construyan. "Todo lo demás está roto".

Archivado en