Elecciones 2023

Alberto Fernández se prepara para bendecir a Daniel Scioli mientras Javier Milei ya piensa en su aliado para gobernar

Daniel Scioli pretende instalarse desde Buenos Aires sin romper con Axel Kicillof. Cristina Fernández de Kirchner busca rivalizar con Javier Milei y que juegue Sergio Massa. El factor Patricia Bullrich como gobernabilidad si el economista es elegido presidente.

Pedro Paulin
Pedro Paulin viernes, 28 de abril de 2023 · 07:00 hs
Alberto Fernández se prepara para bendecir a Daniel Scioli mientras Javier Milei ya piensa en su aliado para gobernar
¿Los dos candidatos del Frente de Todos? Foto: Noticia Argentinas

Después de mucho meditarlo y en base al mal presente económico y al desgaste propio de la marca Frente de Todos, Alberto Fernández comprobó que no podía seguir cuatro años más: los números de su imagen y de la gestión de Gobierno le dictaban que el desafío era casi imposible. Así entonces, decidió bajarse y bosquejó con Santiago Cafiero el apoyo a Daniel Scioli. En ese camino puso a trabajar al nieto de Antonio. 

Ayer Cristina Fernández de Kirchner lo subió al ring a Sergio Massa, quien deberá encarnar, si obedece una vez más al deseo de la propia Cristina, quien sostiene una imagen negativa récord y no es competitiva, lo que la obliga a enfriar el operativo clamor a pesar del pedido de sus fieles ayer en La Plata. La jugada de Alberto sobre Massa tiene un doble sentido, la rivalidad y mala relación entre ellos no es nueva, por lo que al apoyar al embajador, condiciona al ministro de Economía, mascarón de proa del cristinismo más duro. 

Javier Milei disfrutó ayer del discurso de Cristina Kirchner y fue recibiendo recortes del discurso. Está envalentonado, cree que va a ser presidente y dentro de su entorno cuentan algo que sobrevuela las mesas de los cafés políticos hace un mes: trabajará de forma conjunta con Patricia Bullrich si es elegido presidente.

Cree Milei que no habrá problemas en diseñar un esquema de aprobación de dirigentes que puedan sumarse a las filas de "la libertad" y ponerse a trabajar desde diciembre de manera conjunta. Si las elecciones fueran favorables a Bullrich, entonces tendría Milei un rol medular en la gestión. Hay quienes dicen que hay un paper de un "super ministerio" donde se absorban áreas diversas y quede Economía a la vieja usanza con mucha injerencia en distintos temas. 

Despedida. Alberto se va y bendice.

Lo cierto es que de ese binomio, Patricia Bullrich tiene un camino recorrido y un conocimiento del Estado que serán nodales para poder gobernar los cuatro años venideros, Milei lo sabe y la ex ministra de Seguridad también. Su mirada sobre la inseguridad y sus políticas contra el narcotráfico son cucardas que el economista precisará si logra hacerse del poder en diciembre.

Scioli recorre y teje acuerdos sin romper con Axel Kicillof, quien será reelegido en Buenos Aires, según cree Cristina Kirchner. En el Instituto Patria están convencidos de que si las elecciones fueran hoy, ganarían la provincia y perderían el país. Del otro lado está el desafío nuevamente de Milei, en privado dijo hace pocos días a un empresario: "Sin candidato ya mido treinta puntos". Fue pocos días antes de que José Luis Espert se sume a Juntos por el Cambio de la mano de Horacio Rodríguez Larreta. 

Alberto Fernández apuesta al control del tipo de cambio para llegar a las PASO con paz social. Cambió los objetivos, ya no busca la reelección, quiere entregar el poder el 10 de diciembre en un clima de paz y poder cumplir con el mandato. La incertidumbre lo obligará a Massa a viajar dos veces más antes de las PASO a Estados Unidos, donde volverá a reiterar el ajuste en energía como cucarda pero no podrá explicar el motivo por el cual se duplique de hoy a agosto la cantidad de pesos en la calle, lo que inevitablemente será inflacionario y a contra mano del achicamiento del déficit fiscal, la premisa básica a combatir por parte del FMI. 

Massa buscará entonces el calor del apriete de Emilio Pérsico a los empresarios que aumenten precios, tal como lo definió el mismo Pérsico en declaraciones a Futurock: "Hubo un pedido de Massa para que después de que se calme el mercado, apretemos juntos a los sectores empresarios para que los aumentos desmedidos que hicieron pensando que el dólar se iba para arriba, vuelvan al precio antes de la crisis". Fue en sintonía de lo que planteó el empresario gastronómico Fernando "Chino" Navarro, quien aseguró que con valores de dólar oficial, no puede haber aumentos irresponsables. 

Archivado en