Los cuatro momentos imperdibles del discurso de Cristina Fernández de Kirchner

Los cuatro momentos imperdibles del discurso de Cristina Fernández de Kirchner

El discurso de Cristina Fernández estuvo plagado de situaciones desopilantes y polémicas que sacó aplausos y risas entre los presentes y algunas críticas en las redes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El discurso que brindó Cristina Fernández de Kirchner durante el cierre de campaña del Frente de Todos este jueves dejó mucha tela para cortar en cuanto a lo político y algunos pasajes desopilantes y polémicas también que ya comenzaron a hacerse virales en las redes sociales y son tomados con humor por sus seguidores y con críticas por sus opositores. 

¿Qué canales ve?

La vicepresidenta confesó que Alberto Fernández y su hijo Máximo Kirchner le han llamado la atención, ya que ella consume medios que cercanos a la oposición. "Máximo y Alberto se enojan porque yo miro TN y La Nación +, pero bueno, yo los miro", comenzó comentando Cristina y la anécdota fue acompañada con algunos gestos de desaprobación del diputado nacional. Finalmente, sumó una frase para nada ingenua que provocó risa y aplausos entre los presentes: "Entonces estaba el expresidente en su canal". 

Los reyes son los padres

Otro de los momentos más embarazoso llegó cuando la vicepresidenta lanzó efusivamente: "Somos todos grandes, viejo. Los reyes magos son los papás". Si bien intentó continuar con su alocución, parece que la dirigente fue advertida sobre la infidencia que había cometido e intentó salvar la situación. 

"¿Me van a matar los padres, no? Ay sí, me di cuenta", aseguró mientras que volvía a producir risas del público. Posteriormente, recordó que sus nietos podrían estar mirándola y pidió que "cortaran esa parte".

Explosiva con María Eugenia Vidal

La vicepresidenta también apuntó contra la ex gobernadora de la provincia de Buenas Aires para reforzar la idea del trato diferencial que hacen los medios de comunicación: “Yo también vivo en Recoleta, pero salí de ahí para ir a Olivos y volví de Olivos al mismo lugar. Pese a la crisis de vivienda que hay hoy en el país, Vidal pudo conseguir un piso igual al mío, en plena Recoleta, la zona más cara de Buenos Aires. A nadie le llama la atención y nadie le pregunta nada”. 

El opositor favorito

El único de los dirigentes opositores que recibió un elogio por parte de la dirigente fue el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós. "El otro día en un programa de televisión, un funcionario que la verdad me cae bien y es un tipo muy serio, que es el ministro de Salud. Una periodista le dijo que estaban tardando mucho en la provincia de Buenos Aires y él le dijo 'a nosotros llegan las vacunas y al otro día estamos vacunando. Y claro, hermano, tenés 207 kilómetros cuadrados y vas por calles todas asfaltadas. Si se te rompió el auto y te tomás un taxi con las vacunas", explicó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?