Los vínculos ocultos de Javier Milei

Los vínculos ocultos de Javier Milei

Es curioso cómo la sociedad busca por fuera del sistema a quienes, denostando a la política, pretenden pertenecer a la misma. El personaje de hoy es Javier Milei, quien irrumpe en el escenario empujado por su impronta mediática, y un discurso generalista que funciona porque está de moda.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

Durante el gobierno de Mauricio Macri, Milei se convirtió en una presencia mediática cotidiana como experto en sistemas monetarios y como factótum —junto a Diego Giacomini, hoy alejado de Milei, quien presenta por estas horas su libro “La revolución de la libertad”— de los caminos para salir de la “bola de LEBACS”. El economista liberal sigue utilizando la estrategia de proyectar su figura generando polémica continua en los canales de televisión metropolitanos, los que no pasan un día sin darle pantalla.

Curiosamente, a nadie parece interesarle su rol de asesor económico de la Corporación América, la cual tiene la concesión de todos los aeropuertos del país. Cuando menos, debería de modo publico hacer saber por qué y para qué recibe honorarios por parte de uno de los empresarios más vinculados al estado argentino.

La impronta de Milei no tiene nada de original: contemporáneamente han aparecido otros actores de similar tono. Beppe Grillo, el cómico creador del movimiento 5 estrellas en Italia, y Nayib Bukele, de El Salvador, tienen exactamente la misma impronta anti sistema.

En el caso de Grillo, éste rompió su movimiento en 2021, fraccionando el poder que había acumulado desde 2009. Su historia no ha estado exenta de escándalos, dos de ellos, de cita obvia: la denuncia del diario ABC de España donde se lo acusa de haber recibido financiación del régimen dictatorial de Venezuela, y una de carácter muy personal que involucró a su hijo Ciro, de 20 años, acusado de violar junto a tres amigos a una joven en Cerdeña.

Por otro lado, Bukele inició su carrera política con un discurso anti sistema en un país estragado por la violencia de las maras y los grupos especiales, fuertemente vinculados con el narcotráfico. Hoy va por el poder total, pretendiendo reemplazar a la Corte Suprema de su país al ejercer una fuerte presión para jubilar por decreto a los magistrados que hayan cumplido ya 60 años. La medida es fuertemente resistida por los jueces que plantean que se está ante un atropello constitucional que convertiría a Bukele en un dictador.

Como señalaba Sir Winston Churchill, «la democracia es el peor sistema diseñado por el hombre, con excepción de todos los demás». Estamos ante casos que representan un ejercicio anárquico ante el poder construido en la formalidad democrática. Estas prédicas anti sistema tienen un historial de atraso democrático, lo que es perfectamente evidente en el presente político global.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?