Variante Delta: el gobierno culpó a las provincias por la falta de controles

Variante Delta: el gobierno culpó a las provincias por la falta de controles

Tras los casos de la variante detectados en las últimas horas en Salta, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, desde el gobierno nacional lo atribuyeron a la falta de controles e intensificarán el seguimiento de los viajeros que regresan del exterior.

MDZ Política

MDZ Política

El gobierno nacional sigue con preocupación la llegada al país de la variante Delta de coronavirus y considera inevitable la circulación comunitaria de la cepa, pero quieren retrasar ese momento lo máximo posible. Es por esto que intensificarán los controles sobre los viajeros que regresan desde el exterior.

Los casos de la variante detectados en las últimas horas en Salta, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires complican al gobierno, que presionará a las provincias para que intensifiquen los controles con respecto a los viajeros que llegan desde el exterior.

El objetivo del gobierno es atrasar lo máximo posible la circulación comunitaria de la variante Delta mientras avanza la campaña de vacunación para evitar una tercera ola.

El gobierno busca atrasar la circulación comunitaria de la variante Delta.

Según consigna La Nación, ante el avance de la variante, con casos de circulación local sin vínculos con viajeros y un importante número de aislados por contactos estrechos, desde el Gobierno culparon a las provincias por no realizar los controles correspondientes a los viajeros que llegan desde el exterior. 

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, defendió los cupos de ingreso al país para retrasar el ingreso de la temida variante y también defendió el aislamiento para los viajeros: "Quien decide viajar debe hacer el aislamiento".

"Estamos trabajando con las jurisdicciones para hacer los controles, las llamadas, las citas. No tenemos variante Delta predominante, eso hace que la situación epidemiológica de los países cambie. Tenemos que seguir trabajando para demorarlo lo más posible", aseguró en una entrevista radial.

El gobierno intensificará los controles sobre quienes regresan desde el exterior.

La funcionaria resaltó que la cepa toma tres o cuatro semanas en hacerse predominante. "Hay que minimizar el ingreso de la variante Delta y retrasar lo más posible esas tres o cuatro semanas para que sigamos completando los esquemas de vacunación. Se están aumentando la aplicación de las segundas dosis. Agosto será el mes de las segundas dosis para lograr que todos los mayores de 50 años alcancen el esquema completo de vacunación y va a ser muy importante para disminuir las hospitalizaciones", aseguró Vizzotti.

Desde el gobierno indicaron que las declaraciones juradas que llenan quienes vuelven al país, donde informan el lugar donde cumplirán el aislamiento correspondiente, son compartidas en tiempo real con las provincias. "Cada jurisdicción tiene todo para controlar quién está haciendo el aislamiento y quién no lo hace, pero no lo chequean y ahí están las consecuencias", indicaron desde el gobierno.

Además, apuntaron contra la falta de responsabilidad individual de las personas que deben cumplir con la medida de guardar cuarentena y no lo hacen, como se vio en los casos de Salta y Córdoba.

Por el momento, la situación de Ciudad de Buenos Aires es diferente porque los dos casos detectados no tienen antecedentes de viaje, ni son contacto estrecho de alguien que haya regresado al país desde el exterior.

Por ahora, el país ya tiene más de 800 aislados por la variante que fue identificada por primera vez en India en octubre del año de 2020 y designada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como variante de preocupación (VOC) en mayo pasado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?