Juan Grabois reconoció que manda a sus hijos a clases por una curiosa razón

Juan Grabois reconoció que manda a sus hijos a clases por una curiosa razón

El dirigente social aseguró que sus hijos van a la escuela porque "perdió la discusión por goleada" a pesar de no estar de acuerdo con las clases presenciales.

MDZ Política

MDZ Política

El dirigente social Juan Grabois reconoció que manda a sus hijos al colegio porque "perdió la discusión en su casa" a pesar de que no está de acuerdo con las clases presenciales.

"Yo mando a mis chicos al colegio porque las escuelas están abiertas, porque hay un fallo de la Corte y porque perdí la discusión en casa por goleada", confesó el referente de la CTEP, quien manda a sus hijos a un colegio porteño.

"Van a una escuela pública en Capital Federal y tienen un montón de ganas de ir. Yo no quería que lo hicieran, pero perdí la discusión por goleada", reconoció el dirigente social en diálogo con Radio Metro 95.1.

Sin embargo, Grabois cuestionó la existencia de decisiones contrapuestas entre mandatarios en una situación de catástrofe como la que provoca la pandemia de coronavirus. "Todo el mundo puede opinar, pero a la hora de cortar el bacalao no puede haber doble comando. Larreta no puede hacer lo que quiera", manifestó.

"El argumento fundamental, por el ejemplo del gobierno de la provincia, es que la escolaridad aumenta masivamente la circulación. Por eso cuando se impusieron las restricciones se logró un efecto de baja de contagios muy importante, cuando estábamos en un 85% de demanda de camas de hospitales", añadió Grabois.

El dirigente social también renovó sus críticas hacia el Gobierno por la forma en la que se ha implementado la política asistencialista de la Tarjeta Alimentar. "Es una política implementada en forma estúpida", aseguró Grabois.

En esta línea, Grabois también criticó que el Gobierno avance en medidas asistenciales en lugar de trasladar los recursos públicos para generar programas de creación de trabajo. "¿No se puede aplicar el dinero para terminar las viviendas de la provincia de Buenos Aires a través de trabajo asociado en cooperativas? Cada peso que se gasta en construcción genera puestos de trabajo indirectos, pero ir al super a comprar algo no genera puestos de trabajo. Es una política que tiene un costado positivo y después una implementación que no es inteligente", se quejó el dirigente social.

"En general las políticas sociales, cuando no se entienden como derecho, genera un rechazo importante entre los asalariados más humildes. ‘Se la regalan y yo me la gano’. Si la cosa se disfraza de programa alimentario, y se bendice con la farándula, eso de alguna manera frena las acusaciones de populismo, eso es pan para hoy, hambre para mañana. Es decepcionante el modo en el que se eligió hacerlo", completó Grabois.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?