Zuccardi: "El vino expresa lugar y gente, y no es una actividad concentrada"

Zuccardi: "El vino expresa lugar y gente, y no es una actividad concentrada"

El presidente de la COVIAR trazó un discurso sin reclamos enfáticos a la Nación y buscando reforzar a esa institución como eje de las políticas del sector.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente de la COVIAR, José Zuccardi, es el anfitrión del principal hecho político de la Vendimia. Su discurso era esperado porque presenta el Plan Vitivinícola 2030, pero además se da en un marco de tensión interna en la industria. En su mensaje Zuccardi aseguró que la Vitivinicultura es una actividad diversificada y amplia. "El vino expresa lugar y gente, y no es una actividad concentrada", aseguró. "Hoy es un día muy trascendente para la Vitivinicultura. Presentamos la actualización del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola con visión prospectiva hasta el año 2030. Un plan para toda la cadena con foco en la innovación, la sostenibilidad social y ambiental y –fundamentalmente- construido en un marco participativo", dijo el Presidente de la COVIAR.

Zuccardi volvió a remarcar que la COVIAR es la "institucionalidad de la industria", y esas palabras resuenan en medio de las tensiones con Bodegas de Argentina y algunos referentes que han presentado oposición a la Corporación. "COVIAR es el ámbito creado por ley nacional para el desarrollo del Plan Estratégico Vitivinícola. Somos una actividad diversa por naturaleza", aseguró. 

En su discurso Zuccardi tuvo un tono conciliador con el Gobierno nacional y sin reclamos enfáticos. Hubo mención a la presión impositiva y otros cargos que en general tienen las industrias de las provincias.  En el mismo plano, Zuccardi tuvo un reconocimiento para Casa Rosada por los reintegros. "Trabajamos institucionalmente por un incremento de los reintegros de exportación para vinos y mostos, que el gobierno nacional concretó", recordó.

Para la industria del Vino el 2020 fue un año particular.  A pesar de la caída de la economía en general por los efectos de la Pandemia, hubo variables positivas que el propio presidente de la COVIAR enumeró. Entre otras cosas, recordó que crecieron las exportaciones de vino y mosto. "Podemos decir que fue un año de construcción de los equilibrios que permiten enfrentar la cosecha 2021 con una mejor distribución del ingreso dentro de la cadena", aseguró. 

Hacia el futuro, los desafíos son reforzar la industria del turismo alrededor del vino y hacerle frente a la crisis hídrica. Un concepto que intentó acuñar Zuccardi fue el de "rentabilidad social". "La vitivinicultura como actividad económica se plantea la rentabilidad de cada uno de sus actores. Pero por encima de ello debemos constituir una actividad rentable también para la sociedad en la que desarrollamos nuestra actividad. Este concepto de rentabilidad social es un eje fundamental del plan estratégico 2030", dijo.

Pedidos

En el tono de "pedidos" más que de reclamos. el presidente de la COVIAR recordó al Presidente algunas demandas del sector. "Pedimos al Gobierno Nacional considerar la implementación de la segunda etapa del PROVIAR. Esto nos permitirá incorporar tecnologías a fin de optimizar el uso del recurso hídrico y reducción en el consumo de energía, que conlleven a reducción costos y el impulso de la producción del sector primario", dijo. Sí marcó un apartado con un insumo clave: los combustibles. "En línea con el sostenimiento de los mercados consideramos que los precios de los combustibles y de la energía deben tener un tratamiento diferencial para los sectores de la agroindustria", dijo. 

En el mismo plano, volvió a pedir por la sanción de la ley de jugos naturales para "propiciar la edulcoración y saborización de bebidas analcohólicas". "Ayudará no sólo al cuidado de la salud de la población, sino también al fortalecimiento de las economías regionales del azúcar, los cítricos, la pera, la manzana y la de la uva", aseguró. "Insistimos en la incorporación de alimentos sanos y naturales como las pasas y las uvas en los programas alimenticios que llevan adelante el Estado nacional y los gobiernos provinciales y municipales. Esto mejorará la alimentación de niños, niñas y adolescentes al tiempo que dará lugar a la diversificación de productos de nuestra cadena", agregó en todo conciliador.

En su discurso no hizo alusión directa a los problemas políticos internos de la industria ni abrió la puerta para convocar a los "díscolos". Sí enfatizó el valor de la COVIAR como eje de las políticas.  "Estamos llamados a protagonizar cambios estructurales en favor del bien común y del crecimiento de nuestra actividad. Tenemos el Plan de la vitivinicultura argentina para los próximos 10 años y la convicción de llevarlo adelante. El trabajo conjunto de todos los sectores públicos y privados lo hará posible. ¡Feliz Vendimia!", cerró Zuccardi. 

El decálogo de pedidos

  1. Necesitamos competitividad para comercializar nuestros productos en el mercado interno y en el exterior. Se hace necesaria la disminución de la carga impositiva.
  2. En un año donde esperamos una mejora sustancial de la distribución en la cadena es muy importante sostener los mercados. Medidas como la eliminación de los derechos de exportación al vino y el jugo concentrado de uva, son fundamentales para equipararnos a los demás productos de las economías regionales.
  3. La suma al aumento de reintegros de productos vitivinícolas no incluidos como las pasas, uvas frescas, aguardiente y vermouth estimularán, sin duda, las exportaciones que nuestra actividad y el país necesitan.
  4. En línea con el sostenimiento de los mercados consideramos que los precios de los combustibles y de la energía deben tener un tratamiento diferencial para los sectores de la agroindustria
  5. Contamos con una nueva generación de hombres y mujeres hacedores de vino que están desarrollando sus empresas, ellos necesitan de todo el apoyo posible, en términos de financiación, promoción y capacitación. Muchas de las empresas que hoy están naciendo serán los pilares de la vitivinicultura del futuro.
  6. Frente a la profunda crisis que la escasez hídrica nos plantea la implementación de un programa continuador de Programa de Integración de Productores a la Cadena Vitivinícola -PROVIAR- se hace indispensable para que los productores puedan mejorar y eficientizar infraestructura de riego. En tal sentido la priorización que el BID ha hecho de este programa nos acerca a la concreción de este objetivo.
  7. Pedimos al Gobierno Nacional considerar la implementación de la segunda etapa del PROVIAR, esto nos permitirá incorporar tecnologías a fin de optimizar el uso del recurso hídrico y reducción en el consumo de energía, que conlleven a reducción costos y el impulso de la producción del sector primario.
  8. Debemos llevar adelante una política activa de acuerdos comerciales inteligentes que incluyan a todos los productos del sector vitivinícola: vino, vermouth, aguardiente, jugo concentrado, pasa de uva y uva de mesa.
  9. La tan ansiada ley de uso de jugos naturales, que hoy está en el Congreso Nacional, es una necesidad, a fin de propiciar la edulcoración y saborización de bebidas analcohólicas. Ayudará no sólo al cuidado de la salud de la población, sino también al fortalecimiento de las economías regionales del azúcar, los cítricos, la pera, la manzana y la de la uva.
  10. Insistimos en la incorporación de alimentos sanos y naturales como las pasas y las uvas en los programas alimenticios que llevan adelante el Estado nacional y los gobiernos provinciales y municipales. Esto mejorará la alimentación de niños, niñas y adolescentes al tiempo que dará lugar a la diversificación de productos de nuestra cadena.
  11.  
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?