Legisladores se sumaron al paro vitivinícola a pesar de la conciliación

Legisladores se sumaron al paro vitivinícola a pesar de la conciliación

En las últimas horas distintos dirigentes políticos se hicieron presentes en los puntos de protesta donde trabajadores vitivinícolas reclaman por aumentos salariales y aseguran que están cobrando 27 mil pesos y no les alcanza para vivir.

MDZ Política

MDZ Política

A pesar de que ayer se dictó la conciliación obligatoria, este miércoles los trabajadores vitivinícolas le dieron continuidad al reclamo salarial e impiden el movimiento en diferentes bodegas del país. En la provincia de Mendoza, legisladores de distintos partidos se sumaron a la protesta que llevan adelante los empleados de bodega y finca que aseguran cobrar 27 mil pesos por mes y exigen aumentos que los saquen de la línea de pobreza.

"Es un reclamo justo del que no quieren hablar ni el gobierno ni las empresas. Sueldos dignos para los trabajadores vitivinícolas. No se puede vivir con 27 mil pesos, no se puede vivir con sueldos de hambre. Tiene que solucionar este problema", expresó a primera hora de la mañana el legislador Lautaro Jiménez en la puerta de una bodega en la que decenas de trabajadores siguen protestando.

"Están convocando a todo el pueblo de Mendoza para que a las 18 horas apoyemos este histórico reclamo en el nudo vial", añade el senador del Frente de Izquierda.

Junto a Jiménez, también estuvo en la puerta de la bodega Zuccardi el senador Marcelo Romano. "Esta gente no puede vivir con 27 mil pesos. Hace falta diálogo", sostuvo el legislador de Ciudadanos por Mendoza y se quejó de la cantidad de policías que estaban presentes en ese lugar.

"Querer tapar con toda la fuerza policial los reclamos legítimos y pacíficos de trabajadores para tener un salario digno. Los presionan para que 'se dejen de joder y se pongan a laburar', los amenazan con despidos", adhirió por su parte el diputado provincial Mario Vadillo.

Ayer por la tarde  la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto y llamó a las partes a sentarse en una mesa a negociar y desistir de las medidas de fuerza que se están llevando adelante desde primera hora del martes. Sin embargo, los trabajadores hicieron caso omiso a esta decisión  y continúan con el paro de 48 horas que tenían programado.

"El paro sigue muy fuerte. La Federación y los sindicatos lógicamente no han acatado la conciliación que ha sido una maniobra del gobierno y las empresas para intentar debilitarlo", sostuvo el senador Lautaro Jiménez y afirmó que la gente "está muy organizada" y decidida a continuar con el reclamo.

"A las 18 van a movilizarse desde el nudo vial al centro, y ahí se van a visibilizar no solo los trabajadores de las bodegas sino también los de viñas, que vendrán en caravanas desde distintos distritos", adhirió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?