La insólita ironía de Beatriz Sarlo contra Axel Kicillof

La insólita ironía de Beatriz Sarlo contra Axel Kicillof

La escritora volvió a referirse al gobernador bonaerense tras el estallido del escándalo por el vacunatorio VIP y las repercusiones que generó en esta inesperada relación: “Intercambiamos misivas de amor, vía judicial". 

MDZ Política

MDZ Política

Haciendo gala de una picante ironía, la escritora Beatriz Sarlo volvió a referirse al gobernador bonaerense Axel Kicillof tras el estallido del escándalo por el vacunatorio VIP y las repercusiones que generó en esta inesperada relación: “Intercambiamos misivas de amor, vía judicial".

"Intercambiamos cartas documento, pero creo que ya está. Verdaderamente, no valía la pena. Nos carteamos documentos”, señaló la ensayista en el programa Dicho esto, del canal A24.

De todas formas, Sarlo minimizó la posibilidad de un presunto vacunatorio VIP en la provincia de Buenos Aires, similar al que funcionaba en el Ministerio de Salud de la Nación y que se destapó tras sus polémicas declaraciones en otro programa de televisión a finales de febrero, señalando que lo sucedido con el Ejecutivo bonaerense fue “un conjunto de torpezas que ni siquiera fueron provocadas por gente del gobierno de la Provincia, sino por allegados”.

"Si el Gobierno bonaerense hubiera querido instalar un vacunatorio VIP para intelectuales, hubiera sido más sistemático y con más personas convocadas. Yo, por lo menos, no conozco ningún caso”, subrayó.

Respecto a Kicillof, Sarlo consideró que “no es alguien que resulte interesante para la reflexión política”, aunque ponderó su ideología al señalar que se trata de un dirigente político “que trasladó el estilo duro de la izquierda que quizás necesite también la política argentina", y más allá de los "arreglos y desarreglos discursivos", consideró que "le dio buenos resultados quizás porque muchos votantes bonaerenses necesitan discursos más cortos, duros y sencillos”.

Por otro lado, Sarlo se refirió al rol de Alberto Fernández en el Frente de Todos y el fulgurante ascenso político de Máximo Kirchner impulsado por su madre, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: “el Presidente ha dado un paso importante al ser elegido como titular del PJ, con muchas dificultades y con el apoyo de Máximo, que se está convirtiendo en el gran elector. Máximo es quien decide quién va acá y quién, allá; es una figura que deberá seguirse muy atentamente”.

De hecho, consideró que Cristina Kirchner podría haber seguido “el camino más sensato: una jubilación honorífica, desfilando por toda América Latina para explicarle a cada presidente de la región qué es lo que hay que hacer en el mundo. Pero no eligió eso, sino que siguió jugando en la política local y quizás mantuvo el poder también pensando en la herencia de su hijo”.

Máximo “tiene lo que se aspira a tener en el Justicialismo para empezar a mandar, aunque es un partido muy fragmentado hoy”, aseveró Sarlo, mientras que a Fernández lo trató de 'segundón': "Es un hombre para tener un jefe. Para Kirchner fue impecable. Si de jefe le toca Néstor, las cosas pueden andar; pero si le toca Cristina, veremos. Su estilo y sus preferencias son para ser un gran segundo, pero en la vida le tocó ser un gran primero”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?