Eduardo Valdés: “Nunca imaginé que estábamos en un vacunatorio VIP”

Eduardo Valdés: “Nunca imaginé que estábamos en un vacunatorio VIP”

El diputado oficialista hizo su descargo durante la sesión en la que se trata el impuesto a las Ganancias. Pero sus explicaciones no resultaron convincentes. Dijo que no se aplicará la segunda dosis de la Sputnik V porque no le “roba la vacuna a nadie”.

Mariano Spezzapria

Mariano Spezzapria

En medio de la catarata de cuestiones de privilegio que se suceden esta tarde en la Cámara de Diputados, el legislador oficialista Eduardo Valdés quiso aclarar los motivos por los cuales se aplicó la vacuna rusa Sputnik V en el Ministerio de Salud, lo que derivó en un escándalo y le terminó costando el cargo a Ginés González García.

“Nunca imaginé que estábamos en un vacunatorio VIP”, reconoció el diputado del Frente de Todos por la ciudad de Buenos Aires, lo que provocó luego las críticas de sus pares de la oposición.

“Todo este tiempo esperé este momento porque quiero contar que el 13 de febrero se comunicó conmigo el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, para decir que tanto (el senador Jorge) Taiana como yo estábamos invitados por el presidente (Alberto Fernández) para acompañar su comitiva porque iba a hacer una actividad en el Parlamento mexicano”, relató.

Valdés rememoró: “Esto fue un sábado y el lunes nos dimos cuenta con Taiana que había una mora que tenía el Parlamento argentino que era conformar una comisión de amistad con México. Le comuniqué al presidente de la Cámara, Sergio Massa, que el Presidente me había sumado por escrito a la comitiva y que recordara si se podía conformar esa comisión de amistad”.

“Con Taiana tomamos contacto con la autoridad sanitaria y nos plantearon que, efectivamente, teníamos que vacunarnos que estábamos comprendidos dentro del personal estratégico del plan nacional de vacunación, inclusive porque en la ciudad de México era alto el efecto del coronavirus y hasta era de responsabilidad nuestra para con la comitiva y para con dónde íbamos”, explicó.

Y abundó en detalles: “Fuimos convocados al Hospital Posadas el jueves 18 a las 11 y estuvimos allí, pueden mirar las cámaras que filman el ingreso. Allí nos dicen que nuestra dosis fue trasladada al vacunatorio del Ministerio de Salud de la Nación, de la calle Lima. Fuimos y llegamos a la una de la tarde. Entramos por el ingreso por el que entran todos los trabajadores, subimos por el ascensor que suben todos los trabajadores y no nos recibió nadie de ceremonial”.

“Nunca imaginamos que estábamos en un vacunatorio VIP. Cuando nos vacunaron había cuatro personas con guardapolvo blanco, decía Hospital Posadas, duró quince o veinte minutos y nos fuimos. Al día siguiente, ese trámite lo tenía que hacer el canciller Felipe Solá e hizo lo mismo que nosotros”, dijo Valdés.

En la misma línea, afirmó: “Sorpresivamente, la misma persona que nos invitó, después dijo que no podíamos acceder al avión de Areoméxico para el viaje. De la misma manera, cuatro días después en la ciudad de México, el Presidente planteó que Taiana y yo deberíamos habernos vacunado y estar con él en ese encuentro”.

“No me dieron explicaciones ni de la decisión de no ir en el avión, ni de la decisión de por qué si después teníamos que estar vacunados en México y acompañando la delegación. Tomé la decisión de no darme la segunda dosis porque no le robo la vacuna a nadie”, concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?