El kirchnerismo bonaerense espera con temor una decisión de José Luis Espert

El kirchnerismo bonaerense espera con temor una decisión de José Luis Espert

Axel Kicillof consiguió sumar senadores provinciales y los números en la Cámara Alta quedaron empatados en 23. Sin embargo, si los diputados de la oposición se juntan podría perder la minoría en la Cámara Baja. Para que eso ocurra, es clave lo que pase con tres diputados de Avanza Libertad.

José Luis Carut

José Luis Carut

Los resultados del escrutinio definitivo determinaron que la primera minoría quedo en manos del Frente de Todos con 42 legisladores propios, contra 41 de Juntos. Estos números podrían cambiar por las diferentes alianzas que pueden tejer con otros bloques tanto el oficialismo como el principal bloque opositor.

Las especulaciones están a la orden del día. Los legisladores de los bloques minoritarios lo saben, algunos -con más experiencia- se frotan las manos y tienen los celulares prendidos las 24 horas a la espera de un llamado de un lado o del otro de la grieta. Escucharán atentamente el ofrecimiento y harán sus pedidos para sumarse al bloque “más generoso”. De sus decisiones dependerá quienes manejen la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. En ese contexto, los tres diputados que responden a José Luis Espert (Avanza Libertad) podrían ser la pieza que termine de inclinar la balanza complicando al gobernador Kicillof.

Como quedaría conformado el Bloque Oficialista

La derrota por menos de 2 puntos en las elecciones legislativas, le dio a Axel Kicillof una bocanada de aire fresco. El recuento definitivo arrojo los resultados que esperaban en la gobernación bonaerense: quedó empardado en 23 en el senado y a pesar de perder diputados mantendría la primera minoría la Cámara Baja con 42 legisladores y podría sumar al bloque a diputados de otros bloques.

En el Frente de Todos confían, y dan por hecho, que se sume a la bancada oficialista la Diputada del Partido Fe Natalia Sánchez Jauregui. Una aliada incondicional del oficialismo. Esta incorporación sumaría al bloque del Frente de Todo la Diputada Nº 43.

Otro legislador que podría sumarse a la bancada oficialista -hasta antes de las elecciones aliado al oficialismo- es el Diputado del bloque 17 de Noviembre, el chivilcoyano Fabio Britos (uno de los primeros en saludar a su coterráneo Florencio Randazzo por haber entrado al Congreso Nacional). Diputados de ambas bancadas mayoritarias dicen que Britos siempre fue oficialista. Los de Juntos Por El Cambio recuerdan que siempre voto a favor de las leyes de la administración Vidal y los del Frente de Todos lo tienen como un aliado desde el 10 de diciembre del 2019. Pero es un aliado que podría cambiar de bando luego del resultado de las elecciones legislativas.

Tendría en mente pelear por la intendencia de Chivilcoy, haciendo un enroque con el intendente -su hermano- que de no reformarse la ley que limita la reelección de los intendentes no puede presentarse para otro mandato e iría como Diputado Provincial. Por eso, Britos no quiere quedar pegado con el kirchnerismo. En Chivilcoy Juntos en la categoría Diputados Nacionales y Senadores Provinciales le saco más de 12 puntos al Frente de Todos, mientras que en la elección de concejales se impuso Primero Chivilcoy (el partido de su hermano) por más de 11 puntos de diferencia al Frente de Todos. Es por eso que tanto el oficialismo como la oposición sostienen que la decisión de Fabio Britos es clave. El oriundo de Chivilcoy tiene 3 opciones a tomar antes del 10 de diciembre:

  1. Sumarse al oficialismo y ser el diputado 44
  2. Mantenerse neutral y gravitar entre los dos bloques mayoritarios
  3. Sumarse a Juntos y buscar una alianza más fuerte pensando en el 2023

Juntos podría empatar y hasta ser la primera minoría con una ayudita de los amigos

El triunfo en las elecciones legislativas dejo a Juntos con el sabor amargo de perder la mayoría en la Cámara Alta y haber quedado a un paso de ser la primera minoría en Diputados con 41 legisladores. Pero no todas son pálidas para el bloque mayoritario de la oposición, sumaría a diputados de otros bloques consiguiendo empatar en la cantidad de diputados con el Frente de Todos.

Desde las 21 horas del 14 de noviembre los referentes de Juntos gastaron baterías de los celulares y calculadoras de tantos mensajes y cuentas que hicieron para sumar diputados. Los primeros contactos, con quienes ya tendrían todo acordado desde las PASO, fue con los dos legisladores "monzoistas" del bloque Consenso Federal (una escisión de Juntos por el Cambio en el 2019) Walter Caruso y Sergio Domínguez Yelpo. Con estas incorporaciones Juntos llega a los 43 diputados.

Algunos diputados de Juntos ven la primera minoría como algo lejano, porque no pudieron sacar una diferencia en la cantidad de legisladores propios y el oficialismo cuenta con todos los recursos necesarios para seducir a diputados de otros bloques. Al mismo tiempo que se preguntan: ¿Cómo van a jugar en esta pulseada de poder los tres legisladores de Avanza Libertad? ¿Los podrán sumar al bloque o serán funcionales al oficialismo?

Desde el PRO quieren que la alianza opositora negocie con los tres diputados de José Luis Espert y con el diputado del unibloque 17 de Noviembre, para conseguir la primera minoría y pelear la presidencia de la Cámara Baja Bonaerense, así lo confirmaba a MDZ el Diputado Provincial Daniel Lipovetzky quien agrego que ser la primera minoría permite poner en discusión la presidencia no solo de la Cámara de Diputados sino de todas las comisiones legislativas: “Este es un tema que no deberíamos dejar de plantear. El otro factor que nos ayuda en ese planteo es el resultado electoral somos la fuerza política que gano las elecciones de medio término”.

Asimismo, Lipovetzky afirmó que mantuvieron reuniones con legisladores del PRO donde coincidieron en la necesidad de dar pelea y agregó: “Lo que tenemos que hacer todos los integrantes del bloque de Juntos es trabajar para sumar adhesiones y lograr ser la primera minoría. Si logramos ser la primera minoría en la Cámara, se abren un abanico de oportunidades para discutir con el oficialismo. Este es el trabajo que tenemos que hacer hasta el 10 de diciembre”.

Sobre la postura que tomaran los diputados electos de Avanza Libertad, esto decía a MDZ Lipovetzky: “Si nos atenemos a su campaña, claramente se supone que deberían trabajar con nosotros, por varios factores. El primero es la posición muy crítica hacia Kicillof y el Gobierno nacional, en ese marco no plantear una agenda de trabajo en conjunto con nuestra fuerza política seria de alguna manera cambiar lo que plantearon en campaña. Esperemos que podamos trabajar en lo que tiene que ver con acuerdos programáticos, y tener una agenda legislativa en conjunto. Para tener una agenda legislativa en conjunto y poder tratarla necesitamos tener una injerencia mayor en lo que tiene que ver con las autoridades de la Cámara y de las comisiones”.

Avanza Libertad el tesoro deseado

MDZ hablo con quien se perfila, por su experiencia como diputado, para ser el presidente del bloque de Avanza Libertad. Se trata del Diputado electo Guillermo Castello, quien dejó en claro cuál va a ser la postura del bloque en la Cámara Baja Bonaerense. Dijo que van a mantener una posición equidistante de los bloques mayoritarios, y agregó: “Somos la tercera fuerza en la legislatura y vamos a manejarnos con absoluta autonomía y en cada caso concreto veremos que es lo que conviene a nuestras ideas. Apoyaremos los proyectos, vengan de donde vengan, que favorezcan lo que nos comprometimos en la campaña con nuestra plataforma electoral”.

Asimismo, Castello, exdiputado de la Coalición Cívica, sostuvo que hoy en día no hay ninguna posición de cercanía con ninguno de los dos bloques mayoritarios. Aunque reconoció que hubo acercamientos con integrantes de los dos bloques en pugna, y afirmó: “Cualquiera de los 2 bloques necesitan nuestro voto para acceder a la presidencia de la Cámara, pero nosotros vamos a ir con nuestros candidatos, tenemos el poder del desempate. Resolveremos sobre lo que convenga mas para el desarrollo futuro de nuestro espacio y en base a eso tomaremos las decisiones”.

Al ser consultado por MDZ sobre cerca de que fuerza política (kirchnerismo o Juntos) le conviene mostrarse a Avanza Libertad, esto contestaba el Diputado electo: “A nosotros nos votó la gente porque somos una fuerza distinta. No vamos a defraudar a nuestro electorado, la gente aposto por una tercera fuerza, por fuera de la grieta y vamos a respetar a nuestro electorado. Vamos ha ser una oposición constructiva”, agregó. "Podemos pretender algún cargo importante en las autoridades de la Cámara, la presidencia, la vicepresidencia. Estamos dispuesto a discutirlo, hay una paridad entre los dos partidos y ninguno llega a la mayoría requerida para elegir al presidente, nosotros somos la tercera fuerza y me parece que nos van a estar necesitando”, aclaró.

Lo cierto es que hay dos antecedentes de opositores manejando la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. El primero se remonta al año 1997, cuando el peronismo bonaerense pierde las legislativas frente a la Alianza (U.C.R _ FREPASO). El segundo más reciente, año 2015 - Por un acuerdo legislativo entre Juntos por el Cambio y el Frente Renovador - la presidencia de la Cámara Baja Bonaerense por un año estuvo en manos del massista, Jorge Sarghini .

El artículo 14 del reglamento interno de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires es claro, establece que las autoridades se eligen por el voto de los legisladores siendo presidente quien obtenga la mayoría de los sufragios. Por ende, hasta el mismo 10 de diciembre la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires va a convertirse en un centro de negociaciones y especulaciones políticas de todo tipo.

Como decía el filosofo griego Aristóteles “la única verdad es la realidad”, la realidad es que ninguna de las dos fuerzas mayoritarias llega al quorum propio. Si Kicillof, en los dos años que le quedan de mandato, quiere una Cámara Baja proactiva deberá ceder ante las exigencias de los bloques minoritarios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?