Desmanejos en Vialidad: los funcionarios sancionados siguen trabajando

Desmanejos en Vialidad: los funcionarios sancionados siguen trabajando

Un nuevo fallo del Tribunal de Cuentas formula cargos y multas contra funcionarios de Vialidad Provincial. El órgano de control los encuentra responsables de irregularidades administrativas y gastos injustificados que le generaron un perjuicio al Estado. Pese a ello, muchos siguen trabajando.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

El Tribunal de Cuentas formuló cargos por $2.1 millones por irregularidades cometidas en Vialidad Provincial durante el año 2018. A eso, se suman multas y cargos que ya se habían formulado por otros $3 millones que fueron desviados durante el ejercicio 2019. Pese a que se sigue acumulando evidencia de problemas administrativos y fraudes que le han generado un perjuicio al Estado provincial, la mayoría de los sancionados siguen trabajando en Vialidad.

Salpicado por el escándalo presentó la renuncia el administrador general Oscar Sandes, quien había sido nombrado durante la gestión de Alfredo Cornejo. Antes de irse de ese cargo, denunció penalmente a su gerenta de Recursos Humanos, Corina Gallardo y suspendió a la tesorera Miriam Herrera. Pero el resto de los funcionarios a los que el Tribunal de Cuentas apunta como responsables de las irregularidades o al menos culpables de no haber controlado lo suficiente para que esto no suceda, siguen trabajando en Vialidad.

Entre los funcionarios a los que el órgano de control les formuló cargos para devolver dinero que se gastó de forma injustidicada aparecen Elías David Jurado  (Gerente de Economía y Finanzas) Gustavo Guerrero (Jefe de Apremios) José Mariano Yanzón (Jefe División Equipos)  y Adriana Flores (jefa del departamento de contaduría). Todos ellos siguen figurando en la plantilla de personal de la institución. 

Tal como explicó en agosto MDZ, esto se debe a que antes de jubilarse Sandes firmó una resolución en la que determina sanciones leves de suspensión y apercibimientos contra esos empleados

Sin lugar a dudas, uno de los desafíos del nuevo administrador General, Osvaldo Romagnoli, será cambiar la cara de la institución que ha quedado manchada por casos comprobados de fraude que implicaban maniobras burdas como robo de combustible, comprobantes adulterados, viáticos truchos y regalos personales comprados con fondos públicos. 

La principal responsable de esta situación es la exgerenta de Recursos Humanos, Corina Gallardo. Pese a que a ella le apunta como figura principal el Tribunal de Cuentas y que fue denunciada penalmente por el propio Oscar Sandes por haberle falsificado la firma, Gallardo hoy es empleada de la Municipalidad de Godoy Cruz, donde tenía un cargo reservado. 

Aunque la propia Gallardo admitió ante escribano público haber truchado la firma de Sandes para sacar dinero de la caja chica de Vialidad, desde la Municipalidad aclaran que no pueden echarla hasta que no haya una sentencia de la Justicia.

Esta situación ha sido cuestionada desde la oposición y en los últimos días sumaron que otro de los responsables que formó parte de la gestión de Sandes y que fue sancionado por el Tribunal de Cuentas también ha conseguido trabajo en un municipio. Se trata de Diego Kotlik al que, al igual que Sandes, el órgano de control responsabiliza por no haber detectado lo que estaba ocurriendo de forma sistemática en la institución en la que se desempeñaba como subadministrador de Vialidad.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?