El Gobierno impulsa un "ingreso universal" para reemplazar al IFE

El Gobierno impulsa un "ingreso universal" para reemplazar al IFE

El Gobierno nacional se encuentra trabajando en herramientas para afrontar el crecimiento de la pobreza que se producirá cuando se levante la cuarentena. El instrumento que consideran implementar es un "ingreso universal" que se cobrará en simultáneo con la Asignación Universal por Hijo (AUH).

MDZ Política

MDZ Política

El Gobierno nacional se encuentra trabajando en herramientas para afrontar el crecimiento de la pobreza que se producirá cuando se levante la cuarentena. El instrumento que consideran implementar es un "ingreso universal" que se cobraría en simultáneo con la Asignación Universal por Hijo (AUH) y que reemplazaría al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, es quien impulsa la medida con el objetivo de asistir a unas 3 millones de personas. La idea de Arroyo es que este beneficio se pague durante varios años, aunque aún se desconocen los detalles de cuánto costará en términos fiscales.

Arroyo indicó que el ingreso universal "será un beneficio que coexistirá con la AUH". Quienes accedan al ingreso universal también seguirán recibiendo la AUH, que hoy es de $ 3.102. 

"El IFE es un instrumento transitorio, en cambio el ingreso universal que estamos pensando no será por unos meses sino por varios años", sostuvo el ministro en diálogo con Clarín.

De acuerdo a los cálculos de Arroyo, entre los 9 millones que cobran el IFE, "hay tres millones que están en situación de alta vulnerabilidad" y serían quienes percibirían esta nueva ayuda.

Desde el Gobierno se encuentran evaluando si el ingreso universal se aplicará por familia, tal como se aplica el IFE hoy, o si será por adulto. Además, resta definir cuál será el monto de este bono y el costo fiscal de la medida.

Otra herramienta que el Gobierno pretende reforzar es el plan Potenciar Trabajo que actualmente alcanza a 580.000 personas que cobran un ingreso de $ 8.500 al mes por trabajar en comedores y centros comunitarios y que también reciben capacitación para poder insertarse laboralmente cuando la economía reaccione.

La otra pata a la que apunta Arroyo es avanzar en la urbanización de los 4.000 asentamientos que hay en el país en los que viven 4 millones de personas. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?