Exceptúan a dos actividades económicas de la Asistencia de Emergencia al Trabajo

Exceptúan a dos actividades económicas de la Asistencia de Emergencia al Trabajo

El gobierno nacional decidió excluir las empresas de intermediación financiera y las aseguradoras del Programa ATP, por entender que se trata de rubros que "operan en total normalidad" y sus empleados pueden realizar sus tareas mediante el teletrabajo.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

El gobierno nacional decidió excluir a dos actividades económicas del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), por entender que se trata de rubros que "operan en total normalidad" y sus empleados pueden realizar sus tareas mediante el teletrabajo.

El Programa ATP fue creado a fines de abril para asistir económicamente a las empresas con menos de 800 trabajadores, abonando el 50% de los sueldos en concepto de "salario complementario" en las cuentas bancarias de los más de 2 millones de asalariados alcanzados con el beneficio. Algunas entidades además recibirán una reducción del 95% de las contribuciones patronales con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino.

Sin embargo, el Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción resolvió excluir de la ayuda económica a dos actividades económicas: los servicios financieros y las aseguradoras.

Si bien buena parte de las empresas pertenecientes a ambos rubros ya habían sido apartadas, algunas compañías seguían incluidas en la ATP, como los servicios de seguros patrimoniales (excepto los de las aseguradoras de riesgo de trabajo), las casas y agencias de cambio, los mercados a término, la asesoría financiera, los servicios auxiliares a la intermediación financiera, los servicios de evaluación de riesgos y daños, los servicios auxiliares a los servicios de seguros y los servicios de gestión de fondos a cambio de una retribución o por contrata.

Ahora, el Comité integrado por la mayoría de ministros del Gabinete nacional, analizó estos casos y resolvió excluirlos del programa ATP alegando tres puntos básicos. En primer lugar, señaló que "la intermediación financiera opera con relativa normalidad", y si bien "no fue considerada una actividad esencial en un principio (aunque sí lo fue posteriormente), en ningún momento el sector dejó de cobrar intereses (que siguen devengando).

Además indicó, en el caso de los seguros, que "la siniestralidad cayó drásticamente producto de la fuerte contracción de la movilidad", teniendo en cuenta que "la cantidad de usuarios diarios de tarjeta SUBE cayó 84% y 89% en las provincias desde el 20 de marzo, en tanto que la movilidad particular (medida a partir del uso de autopistas en los corredores oeste y norte cayó 76%)". "Ello hace que los costos de las aseguradoras se hayan contraído significativamente tras el inicio del aislamiento preventivo y obligatorio", aseveró.

Por último, el Comité resaltó que "se trata de sectores con un elevado potencial para el teletrabajo debido al alto uso de equipos informatizados por parte de sus trabajadores. En efecto, el 81% de los trabajadores del sector utiliza normalmente equipos informáticos y sistemas en sus tareas habituales, el mayor de toda la economía" que en promedio "dicha cifra es del 25%".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?