Por la crisis hídrica, buscan regular las piletas residenciales

Por la crisis hídrica, buscan regular las piletas residenciales

Esta semana ingresó un proyecto de ley a la Cámara de Senadores presentado por dos legisladores del oficialismo. Plantea colocar medidores en casas con piscinas y limitar los volúmenes de las mismas.

MDZ Política

MDZ Política

La provincia lleva una década en crisis hídrica y dos legisladores del oficialismo han puesto el foco en el uso que se le da al agua en Mendoza. "A fin de ser precisos, el tema no es 'el agua', sino más bien, 'el uso eficiente' de la misma. Y en este sentido el análisis debe abarcar todos los ámbitos y campos de utilización de la misma, tales como, el uso para consumo humano, riego agrícola, uso industrial, uso recreativo, etc", explican en los fundamentos del proyecto los senadores Mercedes Rus (UCR) y Rolando Baldasso (PRO). En el mismo plantean restricciones para las piscinas de uso recreativo, familiar y comercial.

Específicamente, la iniciativa busca establecer "presupuestos mínimos de aplicación en todo el territorio provincial en relación al uso y gestión del recurso hídrico para piscinas de uso recreativo, familiar y/o comercial". Entre otras cosas, el artículo 2 aclara que -de aprobarse- la normativa "se aplicará en el territorio de la Provincia de Mendoza, independientemente del destino de vivienda permanente, temporaria, fin de semana, laboral, comercial o empresarial que tenga".

En este sentido, el artículo 5 del proyecto de ley prohíbe el uso de piletas tipo “estanque”, sin el equipamiento de filtrado y reciclado necesario y adecuado que permita mantener el agua en condiciones de salubridad e higiene por largos períodos de tiempo. Sobre ese mismo punto, el artículo 6 ordena a los municipios a controlar los comercios que venden ese tipo de piletas para que cumplan con los requisitos determinados.

Además, regula las piscinas residenciales y obliga a cumplir con especificaciones técnicas para que el municipio autorice la obra. "No se otorgará plano final de obra y habilitación edilicia si no se cumplen con las especificaciones técnicas de esta ley y las que establezca la específica normativa municipal", remarca el borrador del proyecto que ingresó al Senado. "En el caso de 'piletas o piscinas no declaradas o clandestinas' los municipios deberán exigir las consideraciones de esta norma, sin perjuicio de las consecuencias y sanciones que establezca la normativa municipal", adhiere.

Mientras tanto, el artículo 9 pone un límite a la capacidad de las piscinas.  "No se permitirán en viviendas unifamiliares piscinas o piletas con volúmenes de agua mayores a 50 m3. En caso que supere este volumen se deberá pedir autorización al organismo responsable de la distribución de agua potable en la zona y abonar el servicio de llenado mediante camión cisterna", establece.

Por último, advierte que "en todos los casos que se dispongan de piletas, piscinas o cisternas en cualquier formato, se aplicara a la utilización de agua potable el régimen tarifario volumétrico". Para ello, colocarán el medidor correspondiente y cambarán el régimen tarifario en caso de ser necesario. 

El proyecto completo:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?