El Gobierno prorroga el vencimiento de la deuda al 2 de junio

El Gobierno prorroga el vencimiento de la deuda al 2 de junio

Mañana vencía el plazo para llegar a un acuerdo con los bonistas.

MDZ Política

MDZ Política

Mañana se vencía el nuevo plazo para pagar la deuda que Argentina tiene con los acreedores. Por lo que el pago de los intereses por US$503 millones de los tres bonos globales, será prorrogados 2 de junio.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará mañana la extensión de la oferta que vence mañana   

“No se va a pagar; porque este vencimiento se incluye dentro de los acuerdos de reestructuración que están en marcha. Por lo tanto, no sería un default declarado, sino algo suave y conversado entre las partes”, dejaron trascender fuentes oficiales a Infobae y La Nación.

El integrante del Comité de Acreedores, y miembro del fondo Greylock, Hans Humes, señaló hoy en una conferencia virtual organizada por el Wilson Center que no era probable que se llegue a un acuerdo antes del 22 y que, aunque el país estará en mora si no paga, “hay un deseo de resolver las negociaciones”. Estas declaraciones demostraron que la decisión de no cumplir con el pago está completamente consensuada con los bonistas y que el objetivo es llegar a un acuerdo en el corto plazo.

No habrá una declaración de default por parte del Gobierno, sino que los acreedores recibirán una notificación la semana próxima de que la Argentina incumplió. Será el martes 26, ya que el lunes es feriado. "Puede haber una notificación del trustee de los bonos a los tenedores avisando del incumplimiento en el pago dentro de los plazos previstos en el prospecto del título. Es el mismo procedimiento que se siguió en el caso de la provincia de Buenos Aires”, dijeron desde el Gobierno.

"Leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana y yo me preguntó por qué mienten así. Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre que estamos en default, solo que no lo escriben, solo que lo ocultan”, reflexionó el presidente Alberto Fernández en Santiago del Estero. Remarcó además que no someterá a la Argentina a nuevos compromisos que no se puedan cumplir.

El Fondo Monetario Internacional manifestó hoy su optimismo en que el país pueda alcanzar un acuerdo con los acreedores privados "para establecer un camino sostenible en el futuro".

Los bonistas de deuda argentina tenían inicialmente plazo hasta mañana para ingresar a la reestructuración de la deuda, pero el acercamiento de los últimos días de algunos grupos de acreedores, entre ellos Blackrock, que es uno de los más grandes tenedores, hace pensar que hay margen para extender el plazo y continuar con las negociaciones hasta el 2 de junio.

Es un escenario que el mismo ministro de Economía, admitió que podría ocurrir, durante una videoconferencia organizada ayer por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos - Amcham. "En las negociaciones bilaterales de Argentina con acreedores privados, nos alienta la disposición de ambas partes a continuar las conversaciones para llegar a un acuerdo" dijo hoy el vocero del Fondo, Gerry Rice, durante una conferencia de prensa virtual.

El representante del Fondo volvió a aclarar que la entidad no interfiere en las negociaciones del acuerdo, sino que enfatizó que "las negociaciones son un tema bilateral".

Asimismo, mañana vence el período de gracia para pagar unos 503 millones de dólares -de un vencimiento del 22 de abril último-, que el Gobierno utilizó para avanzar en la negociación de toda la deuda con los acreedores con títulos bajo ley extranjera.

"El 22 es anecdótico. Estamos en medio de una negociación", había dicho Guzmán hace dos días ante empresas de Estados Unidos con intereses en el país, dando a entender que la negociación con los acreedores debe privilegiar la sustentabilidad de la deuda.

El ministro reiteró que están "comprometidos con una solución ordenada y que seguirá la negociación...lo antes que se pueda resolverlo, mejor. Necesitamos un acuerdo sostenible; tiene que ser exitoso en darle a Argentina las condiciones para volver a ponerse de pie", dijo.

Más allá de que se concrete el pago o no, el mercado espera que al menos ocurra un default técnico, como explicaron fuentes oficiales, porque si aún se alcanzara un acuerdo mañana no habría posibilidad fáctica de concretar el proceso de la reestructuración de la deuda en el cortísimo plazo.

Consultados al respecto hoy uno de los referentes de los tres grandes grupos de acreedores denominado Argentine Creditor Committee, Hans Humes, consideró que "es muy difícil que Argentina puede evitar el default, pero no creo que mañana haya un hard default (incumplimiento duro)", por parte del gobierno argentino.

"Si, habría alguna suerte de default corto", continuó, pero remarcó que hay voluntad de las partes para alcanzar un acuerdo y que el Fondo Monetario está comprometido en esto, según remarcó en una conferencias organizada por uno e los "think tank" de Washington Wilson Center.

En otro orden, Rice, consultado por el estado de la relación entre la Argentina y el Fondo, y de la gestión de un nuevo programa, negó tal posibilidad.

El funcionario del Fondo precisó que "hasta ahora no se comenzó ninguna negociación para ningún acuerdo con la Argentina",

"El pedido argentino, que respetamos completamente, fue primero la realización de una consulta bajo el marco del artículo IV" de monitoreo de variables macroeconómicas de los países miembro, aclaró.

Y agregó: "hasta ahora no empezamos ninguna negociación para ningún acuerdo con la Argentina".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?