Vaquié aseguró que Portezuelo no tendrá sobrecostos

Vaquié aseguró que Portezuelo no tendrá sobrecostos

El ministro de Economía sostuvo que la obra tiene fijado un precio máximo de 890 millones de dólares -con impuestos- y no permitirá adicionales. Afirmó que el proceso licitatorio es transparente y está avalado por Fiscalía de Estado. Criticó a la Cámara Argentina de la Construcción.

MDZ Política

MDZ Política

En diálogo con MDZ Radio el ministro de Economía Enrique Vaquié intentó despejar cualquier tipo de dudas sobre la transparencia de la licitación de la obra Portezuelo del Viento y le contestó a la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, quien había pedido que se priorice la mano de obra mendocina pero sin descuidar la transparencia del proceso. "Por primera vez se ha puesto un precio máximo y no se va a otorgar adicionales a la empresa que gane. Los empresarios tendrán que asumir el riesgo", subrayó Vaquié. Pero al mismo tiempo admitió que espera que se sumen más oferentes y dijo que hasta el momento solo dos consorcios han mostrado interés.

El costo fijo o precio máximo que ha establecido el gobierno forma parte del compromiso del gobierno nacional de financiar la obra. "El gobierno nacional tiene la obligación de cubrir el valor de la obra, sea más barata o más cara.  El acuerdo es por el valor de obra", explicó el ministro de Economía. De alguna manera esto deja dudas sobre el interés de la provincia en la ecuación costo-oportunidad. Específicamente, el gobierno de la provincia licita y adjudica pero con dinero nacional y abaratar el costo de la obra no surge como una preocupación.

Al respecto el ministro Vaquié aseguró que "ojalá el precio sea menor, pero no depende del gobierno". "Yo tengo entendido que -por las preguntas que hacen sobre el pliego- son dos consorcios los interesados. Uno que compró el pliego y otro que no.Ojalá que haya más", sostuvo en el programa Sonría lo estamos filmando.

Vaquié manifestó en todo momento que la transparencia está garantizada y que por primera vez se asegura que no haya sobrecostos, bajo la premisa que esos sobreprecios siempre se dieron con los adicionales de obra que en esta licitación no existen. "El precio de ajuste es el precio final y todo este proceso pasa por Fiscalía de Estado. Nadie puede decir que el fiscal (Fernando Simón) es un amigo de Alfredo Cornejo y de Rodolfo Suarez. Él ha ido aprobando cada una de las hojas que el pliego tuvo", esgrimió el funcionario.

En cuanto a la posibilidad de que se presenten más oferentes, Vaquié se mostró optimista pero al mismo tiempo criticó la especulación de algunas empresas nacionales y el comunicado que emitió la filial Buanos Aires de la Cámara Argentina de la Construcción. "Creo que lo que ha pasado es que hubo un conjunto de empresas que no creyeron en el proceso de Portezuelo y en el convenio Cornejo-Macri, que se lanzó cuando Alberto Fernández había ganado las PASO. Muchos creyeron que Alberto Fernández no le iba a pagar a Mendoza una letra acordada por Macri, pero Alberto ha cumplido. Y el reperfilamiento de deudas dejó excluido a la presa Portezuelo y quedó claro que se iba a seguir pagando. A partir de ahí aparecieron empresas que no habían trabajado en los meses previos. Se acordaron tarde", puntualizó Vaquié.

Otra hipótesis que deslizó el funcionario es que puede ocurrir que algunas empresas no quieran asumir el riesgo de participar en una licitación con precio tope y les moleste no poder pedir adicionales. "Sigo esperando que sean más las empresas interesadas", deslizó el ministro pero aclaró que "cuántos se presentan no depende de nosotros".

"Las ofertas dirán si cuesta más barato o más caro. No me gustaría hablar sobre supuestos. Me gusta hablar sobre el pliego y las cosas que están escritas y revisadas por Fiscalía de Estado", remarcó Vaquié al ser consultado sobre quién se beneficiaría si la obra saliese más barata que el precio máximo.

"Tengo la obligación de trabajar sobre los papeles concretos. En este caso, quiero dejar en claro que no me parece bien dudar de un proceso como este. Hay que decir que por primera vez hay un valor claro y que no habrá sobrecostos. Si no se dice, se transmiten cosas que siembran dudas", lamentó.

"Me parece importante hablar sobre hechos concretos y no sobre supuestos. Discutamos sobre hechos. Bajo los supuestos se escribe, se habla y se mandan cartas de la Cámara Argentina de la Construcción", sentenció.

Trabajo mendocino

Por otro lado, el ministro de Economía subrayó que por primera vez en la licitación se incluyó un capítulo completo que habla del trabajo mendocino y de la mano de obra local. Tanto en empleo directo como indirecto y priorizando a Malargüe y los departamentos del sur provincial. 

"Para tener beneficio en la fórmula polinómica de la licitación tenés que tener contratos nominados con empresas mendocinas. Para cualquiera que se haya tomado el trabajo de leer el pliego completo, que está en la página del gobierno, se va a encontrar el capítulo completo sobre empleo mendocino", subrayó.

"Nos parece que está bien cubierto cómo estamos favoreciendo a la mano de obra local. Fue una preocupación de nuestro gobierno. Estamos mostrando una obsesión por el empleo local y creo que se están dando cuenta. Considero que -más allá de una crítica puntual porque siempre todos quieren participar de una obra- se va entendiendo que es así", concluyó.

Escuchá la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?