Por qué hay más muertes por covid de las que registró el Gobierno

Por qué hay más muertes por covid de las que registró el Gobierno

En Mendoza hay demora en la carga de datos y repercute en las estadísticas: hay más muertes de las que se creía y también más personas recuperadas. Ajustan los datos y en los próximos días habrá un salto en el impacto de la pandemia.

MDZ Política

MDZ Política

En Mendoza hay un error de diagnóstico sobre el impacto de la pandemia que, en parte, es reconocido por el Gobierno y ahora buscan remendar: la demora en la carga de los datos genera distorsiones y un subregistro en algunos indicadores clave. Por eso, por ejemplo, hay más personas que murieron por covid-19 de las que se han informado hasta ahora. Ayer se sumaron 30 muertos que no habían sido informados en los últimos 10 días y esa cifra crecerá cuando se termine el ajuste de datos de todos los hospitales de la provincia. 

La diferencia tiene que ver con la demora en la carga de los fallecimientos. Por la cantidad de trabajo que tienen, muchos hospitales y clínicas cargan con retraso los datos y eso generó un problema para evaluar el estado de situación. Aunque es un inconveniente similar al que ocurrió en Buenos Aires, aseguran que el subregistro no es tan alto. Pero sí impactará en los informes diarios y la cantidad de muertos será mayor.  

El equipo especial

El Ministerio de Salud armó un equipo para "sincerar" las estadísticas de positivos, dados de alta y fallecidos. Ese grupo recorre los hospitales y clínicas para cruzar datos y actualizarlos. Por eso habrá más fallecidos en las próximas semanas. 

Según el informe epidemiológico semanal que se presentó ayer, hubo 80 muertos en una semana. Pero si se le suman los 30 que se cargaron tarde, la cifra sube a 110. Ese dato por ahora no genera alerta porque la letalidad de la enfermedad no subió. Pero siguen de cerca lo que ocurre, sobre todo para evaluar mejor el "día a día" y si hay o no respuesta del sistema de salud. Es que también había algunos problemas logísticos para evaluar la cantidad de camas ocupadas y disponibles. El grupo especial que se armó, también hace ese relevamiento. 

El sistema oficial para registrar las estadísticas de salud, incluidas las defunciones, es el SISA. Allí los hospitales y clínicas deben cargar las novedades. Con las muertes por covid se había generado un cuello de botella. Cada centro sanitario tiene un protocolo administrativo propio y para evitar errores se ponen más controles. Incluso en algunos casos "acumulaban" certificados de defunción para cargarlos juntos tras el cumplimiento de las pautas. "Muchas veces es porque incluso el personal está muy sobrecargado", reconocen.  Eso hizo que el diagnóstico del "día a día" sea errado. 

Desde que comenzaron a darse los informes epidemiológicos semanales hubo algunos cambios. El promedio de edad de los fallecidos bajó de 75 años a 72 y la mortalidad pasó a 237 por millón de habitantes. La letalidad no ha superado "lo esperable", según aseguran en el Gobierno. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?