Elecciones 2019

Suarez confía en que repetirá la victoria del 9 de junio

"La gente no cambia el voto en un mes. Pensar que, como hubo una elección en el medio, la gente va a cambiar, es subestimarla", expresó, en referencia a la elección del 11 de agosto, en la cual el PJ se impuso a "Juntos por el Cambio" a la hora de votar las fórmulas presidenciales. Dijo además que dos sondeos demuestran que todavía aventaja a Fernández Sagasti, candidata a gobernadora de "Todos".

miércoles, 28 de agosto de 2019 · 17:06 hs

El candidato a gobernador de Cambia Mendoza, Rodolfo Suarez, negó hoy que la derrota de Juntos por el cambio en las PASO del 11 de agosto disminuya sus chances de ser el heredero de Alfredo Cornejo.

Confiado en que conserva una ventaja "real" sobre su rival, Anabel Fernández Sagasti, Suarez aseguró: "La gente no cambia el voto en un mes. Pensar que, como hubo una elección en el medio, la gente va a cambiar, es subestimarla", sostuvo el intendente de la Capital en una entrevista de Radio Nacional.

El candidato radical para la gobernación funda su optimismo en dos sondeos. Uno de Martha Reale, según el cual Suarez se ha duplicado la diferencia en votos que le sacó a Fernández Sagasti en la primaria del 9 de agosto.

La última encuesta todavía está en elaboración y corresponde a Elbio Rodríguez. Según el Gobierno, en ese sondeo, Suarez por ahora supera a la candidata de Todos en los cuatro departamentos más difíciles para el oficialismo: San Rafael, San Martín, Maipú y Las Heras.

En base a estas muestras, el candidato a gobernador considera que la PASO nacional del 11 pasado, en la cual se impuso la fórmula FF, no daña sus pretensiones.

"No tiene nada que ver quién gobierna en un lugar y quién gobierna en otro. Con Cristina y Francisco Pérez le fue mal a Mendoza, la Provincia quedó destruida", ejemplificó Suarez.

También dijo que, en caso de que el elegido como presidente sea Alberto Fernández, la relación institucional de Mendoza con la Nación y la coparticipación federal serán las mismas que si gana Mauricio Macri.

Suarez ni siquiera mencionó a Macri en el contacto periodístico, lo que revela un evidente distanciamiento con el líder de "Juntos por el cambio".

El elemento a su favor en esta estrategia es que el próximo gobernador se elegirá en una fecha diferencia que el futuro presidente: 29 de este mes.

El razonamiento oficialista es que la gente sabe qué se vota en cada oportunidad. Por eso está aceptando que este domingo puede perder con el justicialismo en los cuatro departamentos en los que se elegirá intendentes, en fecha separada de la elección provincial.

Suarez también minimizó la migración de dirigentes radicales autodenominados como "alfonsinistas", quienes acaban de firmar un acuerdo con el PJ y apoyarán la candidatura a gobernadora de Fernández Sagasti. "Es gente que perdió en las PASO y busca espacio en otro lugar. Nos tiene sin cuidado porque no tienen participación activa en el partido", afirmó.