Internas

Dirigentes radicales migran al PJ en Maipú

El domingo hubo un acto donde un grupo de radicales firmó el "pase" para militar por el candidato del PJ, Matías Stevanato. 

martes, 27 de agosto de 2019 · 09:44 hs

El escenario político de Maipú es particular. El departamento siempre estuvo gobernador por el peronismo y el actual intendente, Alejandro Bermejo, fue el único que no se sumó al desdoblamento estratégico que impulsaron los otros jefes comunales; autoexcluyéndose también de la reelección. Más llamativo fue que muchos meses antes, Bermejo ungiera a un sucesor, en ese caso Matías Stevanato.

Ahora, a un mes de las elecciones, ocurrió otro hecho particular. Un grupo de radicales “migró” para apoyar al candidato del oficialismo maipusino. Se trata de Joel Delgado y Pablo Guiñazú, dos ex concejales que, en otros años, fueron parte de las elecciones en las que mejor le fue a la UCR. El motivo, explicaron, fue las disidencias con el Gobierno nacional. Sin embargo también “militarán” en contra del radicalismo local. Stevanato aseguró que para él es un hecho político que puede marcar un cambio en la visión de la gestión, pues en caso de ser electo aseguró que habrá dirigentes de diversos orígenes partidarios en su equipo.

Pero en el PJ aprovechan para meter cuña y trata de agitar la interna. En el radicalismo, por el contrario, minimizan el hecho y aseguran que se trata de dirigentes que ya estaban "alejados del radicalismo". Vale recordar que el candidato a intendente de Maipú por Cambia Mendoza es Néstor Majul, uno de los colaboradores más cercanos del gobernador Alfredo Cornejo.  Majul tuvo como rival interno a  Sergio Dragoni. Y los dos radicales "díscolos" habían sido parte de esa propuesta. 

El “pase” se concretó en un acto que se realizó el domingo pasado. “Luego de las elecciones nos reunimos y ellos me dijeron que tenían propuestas para sumar. Los escuché y tomé lo que nos dijeron. Tenemos que superar la grieta, las peleas, para ponernos a trabajar. Ellos van a trabajar con nosotros en la campaña y van a ser parte de la gestión si ganamos”, dijo Stevanato.

El objetivo político de los ex concejales será tratar de “sumar” votos entre los radicales desencantados.

No es la primera "migración" de dirigentes radicales en esta campaña. Ya ocurrió, por ejemplo, en Santa Rosa con la ex candidata a intendenta Débora Quiroga, quien se manifestó a favor de la peronista Flor Destéfanis.