La lista del oficialismo: ¿Perdieron los intendentes?

La lista del oficialismo: ¿Perdieron los intendentes?

La lista de candidatos del oficialismo tiene algunas sorpresas conceptuales. Los intendentes no lograron que sus figuras sean ponderadas. Los nombres clave que dejó Cornejo. 

No debería, pero ocurre: en cierre de listas es en Mendoza casi más importante que la elección misma. Eso se debe al anacrónico sistema electoral que pondera más el arrastre de votos (con la lista sábana) de alguna figura que la elección particular de un ciudadano. Eso pasa sobre todo en las listas de legisladores y concejales, la base del poder para que funcione el Estado. Por eso anoche a última hora gran parte de la dirigencia política mendocina estaba con alto estrés.

La lista del oficialismo, craneadas por Alfredo Cornejo como figura principal, tiene algunas sorpresas conceptuales. Primero, es menos cornejista de lo que se especulaba. El Gobernador abrió las listas, pero no a todos: dejó mal parados a los intendentes de su sector, que no lograron que sean priorizados como cabezas sus emisarios. También hay gestos hacia el heredero Rodolfo Suarez, quien colocó a hombres y mujeres de su máxima confianza. El salto a la Legislatura de Natacha Eisenchlas es uno de los símbolos de ese gesto. Se trata de una dirigente que siempre estuvo en la Municipalidad de Capital (surgida de la Fundación Nueva Mendoza con Gabriel Fidel, Raúl Vicchi y otros dirigentes) y con Suarez consiguió un protagonismo que antes se le había relegado.

Curiosamente en un gobierno que no se ha caracterizado por ponderar a mujeres en las primeras líneas, Cornejo sí valoró a sus funcionarias para promoverlas ahora en la Legislatura. Es lo que ocurrió con Gabriela Testa, quien acompañó a Cornejo desde Godoy Cruz, y Paula Allasino, la ministra de Hacienda que también irá a la Legislatura. Si Cornejo no puso en número tantos candidatos propios, sí hay figuras clave. Allasino es una de ellas por su especialidad: el Gobernador siempre ha tenido algún especialista en finanzas en la Legislatura, sobre todo cuando no estaba en el Gobierno. Lo hizo Kerchner cuando gobernaba Paco Pérez y tenía un “ministerio paralelo” para monitorear las cuentas públicas. Allasino será la especialista que colabore con Suarez si es gobernador, pero también sobre la que tenga llegada Cornejo.

La otra figura clave es Andrés Peti Lombardi. El actual coordinador de Gabinete es la mano derecha política de Cornejo. Lo era como segundo del Comité Provincia, lo es como segundo del Comité Nacional y siempre ha estado en los alrededores de la estrategia del Gobernador. Puede convertirse en el eje político de quien será “ex” gobernador. Lombardi aspiraba a ser precandidato a intendente como parte del grupo “Ébano”, pero tuvo un pacto de caballeros con Ulpiano Suarez para que “Yayo” sea quien ocupe ese lugar.

Un dato que dejó el armado de las listas que competirán en las PASO, es que en el radicalismo hay una tensión contenida. Cornejo generaba discordia, por la forma de conducción, pero su figura frenaba cualquier manifestación. La cantidad de radicales que se cruzaron para ser parte de la lista de Omar De Marchi (los que son parte y los que quisieron pero no pudieron) puede ser un símbolo de esa disidencia que antes no tenía un brazo ejecutor. La otra duda es saber cómo responderá la “federación de intendentes” de Cambia Mendoza con la nueva estructura de poder de ese sector político.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?