Para el Gobierno, el cierre de la oficina de San Jorge en Mendoza es un "berrinche" de los accionistas

Para el Gobierno, el cierre de la oficina de San Jorge en Mendoza es un "berrinche" de los accionistas

A través de una publicación en Facebook, el secretario de Energía y Minería defendió el accionar del Gobierno provincial frente a las quejas de la empresa minera y calificó como un "berrinche" la decisión de la compañía de capitales rusos.

Después de la decisión de la minera San Jorge de cerrar su oficina en Mendoza, en una clara muestra del descontento de los inversores rusos propietarios del proyecto con las gestiones del Ejecutivo provincial, el secretario de Energía y Minería Emilio Guiñazú, volvió a defender los procedimientos que hicieron las autoridades.

Una vez que se conoció la noticia a través de MDZ, el funcionario tuvo un discurso más conciliador, pero a través de una publicación en Facebook usó palabra más fuertes e incluso acusó a los inversionistas de hacer "un berrinche".

?En un texto publicado esta madrugada, señaló que "los inversores del proyecto San Jorge adquirieron la mina cuando la ley 7722 YA estaba en vigencia" y aseguró que "saben desde el 1er día perfectamente cuales son las dificultades para obtener los permisos y el actual gobierno fue muy claro desde el inicio de su gestión que un proyecto tan manoseado necesitaba un proceso de evaluación impecable".

?El funcionario indicó que la empresa "cumplió en parte" e "hizo los deberes técnicos", pero indicó que las diferencias de criterio "se producen al presentar la empresa los nuevos estudios como una actualización de los estudios originales buscando de esta forma evitar algunos pasos, que una nueva evaluación completa requeriría, entre ellos una nueva Audiencia Pública".

?En ese sentido, Guiñazú dijo que desde el criterio del Gobierno provincial "teniendo un buen proyecto y un gobierno listo para acompañarlo, evitar la Audiencia Pública es una torpeza que volvería a colocar un manto de suspicacia y opacidad en el sector, que es justamente lo peor que le puede pasar a la minería mendocina en este momento".

?También descartó que la aprobación sea una cuestión de voluntad política y manifestó que se debe entender de una vez "que esto no es un tema de voluntades, es un tema de cumplir la ley (que nos guste o no está vigente). Este proyecto ya vio como un cambio de voluntades lo mandaba a la gatera por varios años".

?El secretario recalcó igualmente que "el proyecto minero San Jorge es un excelente proyecto por su bajo nivel de impacto ambiental, su localización y su impacto económico altamente positivo para Mendoza y Argentina", pero criticó que "sus actuales propietarios no quieran entender que este gobierno no solo protege al proyecto sino a toda la minería actuando de la forma que lo hace es una verdadera pena".

Finalmente, el funcionario puntualizó que "la potencial modificación de la 7722 no cambia ni un punto en el proceso de evaluación del proyecto hasta legar a la instancia legislativa. Entonces a que obedece el berrinche de los dueños de san jorge es algo que esperamos determinar en los próximos días y tal vez podamos revertir. De no ser así, la mina seguirá estando en su lugar y deberá esperar a quien quiera hacer las cosas de acuerdo a la ley las sugerencias de la autoridad de aplicación".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?