Los intendentes del PJ se aferrarán a la cautelar

Los intendentes del PJ se aferrarán a la cautelar

Según se lee en el fallo, esta medida, que les permitirá anotarse como candidatos, tendrá vigencia hasta que exista un fallo en firme sobre la cuestión de fondo en el pleito por las reelecciones. Pero esa sentencia firme quedaría "en suspenso" si alguna de las partes acude a la Corte Nacional. Y es un hecho que el PJ tomará ese camino si la resolución del alto tribunal provincial no le es favorable.

Para la defensa de los intendentes justicialistas que buscan la reelección, no habrá fallo en firme en el conflicto que tienen con el Gobierno provincial si interviene la Corte Nacional.

Esta opinión de los abogados de Emir Félix, Jorge Gimenez, Martín Aveiro y Roberto Righi es síntoma claro de que el pleito judicial por las reelecciones podría ser estirado más allá del fallo plenario que ha prometido sacar con rapidez la Corte provincial.

La Sala Segunda de la Corte mendocina especificó en ese sentido que la medida cautelar que les permite a los intendentes anotarse para otra reelección rige "hasta tanto quede firme la sentencia a dictarse en los autos CUIJ Nº 13-04643010-1 caratulados “Felix Emir Roberto y Ots. c/ Gobierno de la Provincia de Mendoza p/ Acción Inconstitucionalidad”.

Ante esta expresión, el abogado José Luis Correa señaló hoy a Radio Nacional: "La jurisprudencia de la Corte de la Nación, retirada y sucesiva, dice que la mera interposición del recursos extraordinario federal suspende la ejecución de la sentencia".

"Esto va a terminar seguramente en la Corte de la Nación", pronosticó Correa. Y agregó en ese sentido que "se mantendría vigente la cautelar" mientras el litigio es atendido por la Corte Nacional.

Estas opiniones dejaron a la vista la estrategia de los intendentes, que será alargar el conflicto, a pesar de que la Corte provincial, por la vía del plenario, declare constitucional el decreto de Alfredo Cornejo que limitó las reelecciones indefinidas de los jefes comunales.

Ir a la Corte Nacional sería el "remedio" del PJ ante un eventual fallo desfavorable que surgiera antes de las PASO del 28 de abril. Eso dejaría en veremos -según dicen los abogados del peronismo- la sentencia de la Corte provincial, por lo menos hasta después de las elecciones, mientras rige la cautelar que favorece y mantiene en carrera a los jefes comunales.

Pero la defensa sostiene incluso que podría ser el Gobierno el que tenga que acudir a la Corte Suprema de la Nación para tratar de dar vuelta el fallo provincial.

"El problema lo tiene el Gobierno", razonó en ese sentido Correa, y destacó las bondades del fallo Kemelmajer de 1989: "¿Cómo van a hacer para dar vuelta un fallo elogiado por grandes juristas del país y que es espectacular?", se preguntó.

Fue aquella sentencia la que confirmó que hacen falta los votos de la mitad más uno del padrón para convalidar una reforma constitucional. En cambio, el decreto de Cornejo promulgó una enmienda de 2009 que no consiguió ese umbral, a pesar de haber sido votada por el 83 por ciento de las personas que participó del comicio.

Entre los próximos pasos del proceso aparece también una conciliación ante la Corte provincial, que se hará el 14 de este mes, a la que deberán asistir el asesor de Gobierno Ricardo Canet, el fiscal de Estado Fernando Simón y los cuatro intendentes.

Pero, según el abogado Correa, la única posibilidad de que esta instancia funcione sería a partir de que el Gobierno decidiera "dejar sin efecto el decreto" que promulgó la enmienda. Y eso es muy poco probable que suceda.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?