Schiaretti esperó con alfileres al "globo de ensayo" presidencial de Lavagna

Schiaretti esperó con alfileres al "globo de ensayo" presidencial de Lavagna

El gobernador cordobés fue gentil pero contundente: le dijo al septuagenario dirigente que responde a Eduardo Duhalde que si quiere ser candidato a presidente, deberá competir en las PASO contra Sergio Massa y Juan Urtubey.

La candidatura presidencial de Roberto Lavagna ingresó en un desfiladero delicado. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, fue el encargado de notificarlo de que si quiere ser el contendiente por la presidencia de Alternativa Federal, deberá someterse a una primaria que ya tiene dos anotados: Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey.

"Mira Roberto nosotros acordamos que esto es con primarias y lista única de diputados en las provincias donde tenemos gobernadores", le dijo Schiaretti al ex ministro, en el tramo más denso políticamente de la reunión que este miércoles tuvieron en la sede de la gobernación de Córdoba, un edificio de estética brutalista conocido como El panal.

"Esta es la regla de construcción que acordamos, si te interesa participar en Alternativa es con estas reglas", agregó el gobernador, que es el peso pesado del espacio. Schiaretti le reconoció a Lavagna que mide bien en Córdoba -de hecho fue el único distrito en el que ganó en el 2007 cuando compitió por la Presidencia-, pero le adviertió: "Mirá que Sergio y Juan Manuel también miden acá".

La candidatura de Lavagna entra ahora en zona de definiciones porque parece difícil que el ex ministro logre sortear la vara que le puso Schiaretti, que es el gobernador con más ascendencia y poder real en el espacio del peronismo no kirchnerista.

Schiaretti arrastra viejos recelos con el ex ministro por su cercanía Techint y se había mostrado reticente a reunirse. Como explicó el portal LPO, el cordobés tiene sus reparos con el economista por su cercanía a Techint, que aparece entre los más entusiastas con su proyecto presidencial. El gobernador arrastra una vieja pelea con Paolo Rocca cuando intentó avanzar en la construcción de gasoductos en su provincia, con tubos sin costura comprados en China a mucho menor precio que los ofrecidos por la firma italo-argentina. Fue necesaria una intervención presidencial para obligarlo a comprarlos en la planta de Campana.

Se sumó a eso una molestia adicional: que Eduardo Duhalde y Hugo Moyano hayan sido dos los propulsores iniciales de su postulación. "Lo de Duhalde y Moyano hace mucho ruido a los gobernadores", le dijo semanas atrás Schiaretti a luis Barrionuevo, otro de los respaldos fuertes del ex ministro.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?