Un cura enfrenta a Cornejo y pone al fracking como una cuestión de fe

Un cura enfrenta a Cornejo y pone al fracking como una cuestión de fe

Se trata de Gerardo Aguado, quien en su homilía en San Carlos se mostró más cerca de la Tierra que del Cielo y agradeció a los sancarlinos por "educarme políticamente"

El cura párroco Gerardo Aguado ofreció una homilía de fuerte contenido militante ante los feligreses sancarlinos, que es celebrada en las redes por los integrantes de las "asambleas del agua" que se enfrentan a toda posibilidad de explotación minera. El sacerdote dijo que "no me interesa lo que diga el Gobierno" y sostuvo -en un discurso con altibajos oratorios de tintes místicos- que "el fracking contamina", en referencia a la metodología de extracción de petróleo no convencional.

El sacerdote optó por considerar la situación como una cuestión de fe, más allá de lo que señala la legislación vigente y lo que establecen los mecanismos aprobados para avanzar en tal sentido.

"Gracias San Carlos por ayudar a defender el agua. Gracias San Carlos por enseñarme a defender el medio ambiente. Gracias San Carlos por educarme políticamente participando en muchas reuniones; gracias por ayudar a tomar conciencia de la peligrosidad del fracking en Mendoza. No va a entrar aunque el gobierno así lo ve. No me interesa lo que dice el gobierno, el fracking contamina. No solo en San Carlos, en la provincia, en la provincia...", cerró su mensaje a los acólitos.

El sacerdote, que durante años prestó servicios pastorales en Eugenio Bustos, la villa de San Carlos y otros puntos de ese municipio, será trasladado y ayer tuvo su última misa. Según informó el diario local Reportero XXI, la medida tomada por el arzobispo Marcelo Colombo "fue sorpresiva". Lo reemplazará el cura Mariano Carrizo.

“Cuando llegué a San Carlos, lo hice convencido y con mucha alegría, y no me arrepiento de todos los años transcurridos junto a ustedes. Aparte de ser el cura de acá, yo tengo una tarea en el Arzobispado que vengo desempeñando cada semana, con sus consecuentes viajes. Cuando Monseñor Colombo me comunicó el traslado, expresó que lo hacía porque me necesitaba más cerca del Arzobispado, y en beneficio de mi salud. Tomo con alegría mi nuevo destino (Parroquia Nuestra Señora de Lourdes), y les pido que hasta que ello ocurra, en febrero de 2019, sigamos trabajando con normalidad, evitando las despedidas”, expresó el sacerdote según el citado medio.

En noviembre, durante una entrevista con Radio Nacional, ya había levantado sus banderas. Defendió la Ley 7722 "que protege el recurso hídrico de la megaminería ante la propuesta de cambiar la letra que yace en la Legislatura".

Este es el video del mensaje del hombre del Arzobispado:

?

El sacerdote, en tanto, recibió respaldo en las redes por parte de quienes integran las asambleas por el agua pura en el Valle de Uco y quienes lo siguen a nivel religioso:

¿Querés recibir notificaciones de alertas?