Piqueteros le pidieron más a Stanley con una marcha

Piqueteros le pidieron más a Stanley con una marcha

Diferentes organizaciones sociales y políticas marcharon hoy hacia Desarrollo Social para pedir "tierra, techo y trabajo; contra el hambre y los tarifazos".

Militantes de organizaciones sociales y sindicales marcharon hoy hacia el Ministerio de Desarrollo Social, donde realizaron un acto en reclamo de aumento del monto de los subsidios en los programas de empleo y con la premisa de "tierra, techo y trabajo; contra el hambre y los tarifazos".

Luego de concentrarse en distintos puntos del centro porteño, los manifestantes llegaron con sus protestas a la sede de Desarrollo Social, en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano.

De la jornada de protesta, que se desarrolló al mismo tiempo en distintos puntos del país, participaron la Corriente Clasista y Combativa, el movimiento Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, el Frente de Organizaciones en Lucha y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, entre otras organizaciones piqueteras.

En tanto, en su capítulo central, en la ciudad de Buenos Aires, previo a la marcha hacia la Plaza del Congreso, hubo tres puntos de concentración: Plaza Congreso; Carlos Calvo y Avenida 9 de Julio, y Santa Fe y 9 de Julio.

La protesta afectó la circulación del tránsito en la zona céntrica, con cortes parciales que se sucedieron a lo largo de la Avenida 9 de Julio, desde la avenida Córdoba hasta la avenida San Juan.

En declaraciones que hizo ayer, la ministra de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley había dicho que no era necesario utilizar "métodos extorsivos, como el corte de calles y las manifestaciones" para hacer escuchar los reclamos; además pidió "responsabilidad" a las entidades participantes para que sus acciones "no tengan que ver más con la política partidaria".

En tanto, en diálogo con radio La Red, Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa, una de las organizaciones convocantes, afirmó esta mañana que la marcha "se podría haber evitado" si los movimientos sociales hubiesen sido "convocados al diálogo", que -según dijo- "se terminó el año pasado", luego de las fiestas de fin de año.

Por otro lado, Alderete destacó el apoyo que las organizaciones sociales reciben en el interior de las regionales cegetistas, y de otras entidades sindicales como las dos CTA y la Corriente Federal, pero, por el contrario, cargó duramente contra la CGT a nivel nacional: "Está medio dormida todavía, a lo mejor porque tienen un interés político o están más comprometidas con las empresas que con los obreros", acusó.

El reclamo fue por "trabajo" y contra el tarifazo.

Por su parte, también en diálogo radial, el dirigente de Barrios de Pie Daniel Menéndez, equidistante del kirchnerismo y del actual oficialismo interpretó que "la movilización es el camino para poner en agenda la realidad actual, que es muy compleja y de mucha dificultad", y sostuvo que "el Gobierno está montado sobre discusiones superfluas", y con la mirada puesta "en el año electoral".

"El Gobierno está dejando la herencia del hambre en la Argentina. Debería en los meses que le quedan de gestión declarar la emergencia alimentaria para comenzar a solucionar este problema", propuso el dirigente de una de las organizaciones que más se beneficia de los distintos planes oficiales que actualmente se ejecutan.

Además de reclamar "tierra, techo y trabajo", las organizaciones que participaron de la jornada demandaron un aumento en el monto que mensualmente perciben las personas beneficiarias de programas de empleo, que -indicaron- "actualmente equivalen a la mitad el salario mínimo", y "en pocos días se esfuma entre los dedos".

Por otro lado, insistieron en exigir la sanción de una Ley de Emergencia Alimentaria y la entrega de kits escolares; y con igual énfasis rechazaron los aumentos en las tarifas de los servicios públicos.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?