Toma velocidad la causa por la reelección de los intendentes

Toma velocidad la causa por la reelección de los intendentes

Entre mediados y fines de mes, la Corte resolverá si acepta o no la medida cautelar que presentaron los jefes comunales del PJ para bloquear la enmienda de Alfredo Cornejo y poder participar en los comicios de este año. Esto ocurrirá muy cerca de que se venzan los plazos para presentarse como candidatos a las intendencias, otra vez. El planteo justicialista será resuelto por la Sala Segunda del alto tribunal, que está integrada por Mario Adaro, Omar Palermo y José Valerio.

Con la presentación de una medida cautelar por parte de la mayoría de los intendentes del PJ, la causa judicial para que la Corte resuelva si es constitucional o no que Alfredo Cornejo haya promulgado la enmienda del artículo 198 de la Constitución toma velocidad y adelanta la batalla.

Se calcula en principio que dentro de 15 días, el alto tribunal podría hacer lugar o no al reclamo de los jefes comunales. Si la Corte resolviera no innovar, el efecto será inmediato: los cuatro intendentes del PJ que reclamaron podrían presentarse a la reelección. En caso contrario, no se resolverá la cuestión de fondo, pero los cuatro intendentes quedarán privados de intervenir en el comicio de este año.

Jorge Gimenez (San Martín), Martín Aveiro (Tunuyán), Emir Félix (San Rafael) y Roberto Righi (Lavalle) presentaron el 20 de diciembre una acción de inconstitucionalidad contra la enmienda que había promulgado el gobernador Cornejo en noviembre.

Ese decreto dejó en firme la reforma de un artículo de la Constitución que había sido votada en 2009 por la ciudadanía, con un alto porcentaje de votos afirmativos (83 por ciento).

El artículo en cuestión dice que los intendentes sólo tendrán derecho a una reelección consecutiva. Como consecuencia, la aplicación de la enmienda deja fuera de carrera a intendentes veteranos del PJ y la UCR.

Fueron sólo justicialistas los que accionaron ante la Corte, en el límite de los plazos para hacerlo, y con una particularidad: no pidieron el levantamiento de la feria judicial para su tratamiento. La intención fue no perturbar a los miembros de la Corte durante el descanso estival, a pesar de que todos esperaban que en algún momento agregaran una cautelar para que la causa tome velocidad.

Eso pasó el último día de vacaciones en la Justicia. En medio del vacío casi total de los tribunales provinciales, los intendentes del PJ dejaron un planteo que revela la necesidad de que la Corte resuelva el caso con mucha rapidez.

Es que los jefes comunales están condicionados por el cronograma electoral que ellos mismos fijaron.

Los cuatro justicialistas adelantaron las elecciones en sus municipios y celebrarán las PASO para elegir los candidatos a intendentes el 28 de abril próximo. Esto hace necesario, para ellos, que el 9 de marzo como máximo (o sea, dentro de apenas 40 días) exista un pronunciamiento judicial que diga si están habilitados o no para presentarse a una nueva reelección.

En el Gobierno, por el contrario, no mostraron urgencias. "Me entero por usted de la cautelar", aseguró este jueves Ricardo Canet, el Asesor de Gobierno, cuando fue consultado sobre la novedad.

En efecto, recién hoy la Corte notificará al Poder Ejecutivo sobre la acción de inconstitucionalidad y la cautelar. Esto le dará plazo al Poder Ejecutivo de contestar hasta el miércoles de la semana que viene. Luego se correrá vista a la Fiscalía de Estado y, así, la Corte estaría en condiciones de resolver recién a fines de la segunda semana de febrero.

Eso sin contar que alguno de los miembros de la Corte pueda ser recusado, lo cual estiraría el suspenso hasta fines de este mes.

La cautelar recayó en la Sala Segunda de la Corte, que está integrada por los ministros Mario Adaro (presidente), José Valerio y Omar Palermo.  Esta sala genera preocupaciones en el Gobierno, porque dos de sus tres miembros (Adaro y Palermo) han tenido enfrentamientos con Cornejo.

No se sabe aún, pero no se puede descartar tampoco que el Ejecutivo recuse a Adaro, quien en el pasado fue ministro político del gobierno justicialista de Celso Jaque. El malarguino evitó promulgar la enmienda que frenaba las reelecciones de los intendentes.

Cuando conteste la cautelar, el Ejecutivo también dirá si pretende o no desplazar de la causa a algún ministro de la Corte. Cada cual medirá sus pasos, porque esta batalla anticipada será clave, más importante para la coyuntura que el propio fallo definitivo, que no se sabe cuánto tiempo demorará. 

Canet señala de todos modos que la decisión de la Corte respecto de la cuestión de fondo "marcará un punto de quiebre en la jurisprudencia y es un debate necesario, porque hoy la Constitución es pétrea". Esto se debe a que el famoso fallo Kemelmajer, de 1989, impone para las reformas constitucionales  una meta de votos inalcanzable: la mitad más uno del padrón general.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?