Podría agravarse la pena para el condenado por abuso en Al Sur

Podría agravarse la pena para el condenado por abuso en Al Sur

La fiscal Laura Rousselle explicó con qué argumentos pedirá la casación de la sentencia del juez Gonzalo Guiñazú, que le dio una condena de 4 años a Leonardo Medina. Para la representante del Ministerio Público, no hay dudas de que cómo mínimo le deben dar 8 años de prisión.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

*Entrevista: Victoria Chalés

En diálogo con MDZ Radio, la fiscal Laura Rousselle habló sobre la condena que recibió Leonardo Medina por abusar sexualmente de una chica de 21 años en el boliche "Al Sur". La abogada destacó la importancia de que haya existido condena pero aclaró que pedirá la casación para que se de una pena de 8 años de prisión, como mínimo. Sucede que el juez Gonzalo Guiñazú firmó una condena de 4 años de prisión basado en que, a su criterio, fue un abuso carnal en grado de tentativa.

"El juez decidió el grado de tentativa. Yo no lo comparto y va a ser el motivo de la casación. Es un criterio que el juez entiende como tradicional pero que yo creo anacrónico porque ya no está presente ni en la doctrina ni en la jurisprudencia", explicó. "Se sostiene desde la fiscalía que el acceso carnal estuvo consumado porque hubo coito vestibular, es decir en la parte de entrada de la vagina sin traspasar el himen. Según conceptos jurídicos forenses aceptados por nuestra Corte, eso es un acceso carnal consumado. Porque nuestra ley no exige acceso carnal completo", argumentó.

"Además entiendo que la penetración anal no hay discusión doctrinaria. El juez toma autores que entienden que el coito vestibular no es carnal sino tentativa. Es un criterio que no se sostiene en la jurisprudencia y me habilita la casación. Voy a pedir una casación directa y no juicio de reenvío", aseguró. En concreto, la casación directa no implica la realización de un nuevo juicio sino la revisión de las penas.

"No creo que sea necesario sustanciar la prueba. Es una casación por motivos de derecho y solo revisa la pena. Yo quiero evitar que declare de nuevo para evitar su revictimización", manifestó.

En este sentido, volvió a destacar la importancia de que haya existido condena y que sienta un precedente que reconfigura a la sociedad. "Fue un acto sexual y no una relación sexual.  El grado de estrechez de conciencia que describieron los psiquiatras por la alcoholización, no le permitió a ella decidir nada. Eso creo que es lo positivo de lo que se logró. Era el mayor punto de litigio que tuvo la causa. Si el estado de ebriedad era o no de la intensidad suficiente para invalidar su consentimiento", explicó la integrante del Ministerio Público. 

"Si alguien encuentra a una chica en ese estado, debe saber que no puede tener una relación sexual porque no es una relación. Porque ella no puede dar consentimiento", concluyó.

Escuchá la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?