Macri recibió al policía procesado y embargado

Se trata del efectivo Luis Chocobar, que mató al delincuente que apuñaló a un turista en La Boca. El Presidente alteró su agenda para recibirlo, en una muestra de apoyo a su acción.
Avatar del

MDZ Política

1/4
Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

Macri recibió al policía procesado y embargado

El presidente, Mauricio Macri, recibió esta tarde a Luis Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien baleó y mató a un delincuente que apuñaló diez veces a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, y que fue procesado y embargado por $400.000 por la Justicia.

>

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, escoltó a Chocobar en su entrada a la Casa Rosada. 

El policía llegó al encuentro con el presidente vistiendo su uniforme de policía local de Avellaneda. 

De la reunión, que se extendió por 30 minutos, también participó el jefe de la policía barrial de zona Sur, comisario inspector Marcelo Sacca.  


Al final del encuentro, Chocobar dijo estar "feliz" y "muy agradecido". Agregó que "el presidente Macri sabe que actué como todo policía tenía que actuar".

"Excesivo", según el juez

La resolución contra Chocobar fue tomada por el juez Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, quien entendió que el policía local de Avellaneda se había "excedido" en el uso de su legítima defensa.

Chocobar estuvo detenido y quedó libre horas después. El policía declaró que mientras estuvo en prisión la pasó muy mal y reconoció que atravesó "un momento muy difícil": "Estuve detenido en la comisaría 26 y luego en la 30, donde me trataron de maravillas y estoy muy agradecido al personal. Pero cuando llegué acá (por la alcaidía de Tribunales) me metieron en un calabozo y dormía en el suelo".

El hecho ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista norteamericano Frank Joseph Wolek, de 60 años, caminaba por la zona turística de La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identicado como Pablo Kukok, de 18 años, fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon, y murió cinco días después.

En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.