Guaymallén

Se cortó con un cuchillo y dijo que "alguien lo miraba" en su habitación

Un hombre se atrincheró en una casa ubicada en Guaymallén y comenzó a realizarse cortes en el cuerpo. Además, afirmó que "le envenenaban el agua y la comida" y que "alguien lo miraba".

Ángeles Balderrama
Ángeles Balderrama martes, 4 de abril de 2023 · 10:32 hs
Se cortó con un cuchillo y dijo que "alguien lo miraba" en su habitación
Las imágenes de la intervención policial Foto: Ministerio de Seguridad

Un hombre de 29 años protagonizó una situación de alto riesgo en el departamento de Guaymallén. El sujeto se atrincheró en una casa y luego de amenazar con suicidarse, comenzó a realizarse cortes en el cuerpo. En medio del diálogo, indicó que "le envenenaban el agua y la comida" y que "alguien lo miraba" en su habitación.

El hecho se produjo durante la madrugada de este martes en la intersección de Pedro B. Palacios y Pedro Molina, en el departamento de Guaymallén. Hasta ese lugar se trasladaron efectivos de la comisaría 31 y de la Unidad Especial de Patrullaje de Guaymallén tras ser alertados al 911 por una denuncia de violencia de género.

Al llegar al lugar, los uniformados se encontraron con una situación un poco más compleja, ya que el sujeto había discutido con su pareja antes de la cena, bajo un aparente consumo de estupefacientes, la había golpeado y manipulaba un arma blanca de considerable tamaño, indicando que "se iba a suicidar".

Frente a esa situación de alto riesgo, se activó el protocolo de actuación del Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS) y del Grupo Especial de Seguridad (GES), quienes comenzaron a dialogar con la persona en crisis, que en ese momento se encontraba solo en el interior de la vivienda.

Según el aporte policial, el hombre de 29 años se encontraba visiblemente alterado y se negaba a recibir asistencia por parte del personal de Salud que se encontraba en la puerta del domicilio. A su vez, remarcaron que si bien evidenciaba estar bajo los efectos del consumo de estupefacientes, mantenía ideación suicida con delirio persecutorio.

En concreto, el sujeto manifestó que "había alguien en la habitación que lo miraba". También les indicó que "le envenenaban el agua, la cerveza, alimentos" y que "él ordenaba la casa y alguien se la desordenada". Al mismo tiempo, el sujeto dijo que desconfiaba de su familia porque "no lo querían".

Efectores de salud esperaban que el sujeto desistiera de su actitud.

Luego de un trabajo que llevó horas, sin ningún resultado positivo, antes de las 4 de la madrugada la situación de riesgo se intensificó: el hombre comenzó a realizarse cortes en el cuello y brazos por lo que tuvieron que irrumpir en la casa y realizar un rescate táctico sanitario para evitar que se quitara la vida.

Afortunadamente, el individuo recibió una rápida asistencia médica en la ambulancia, quienes observaron un estado de excitación psicomotriz. Luego, fue trasladado a un hospital neuropsiquiátrico.

Intervino la Oficina Fiscal 8 de Guaymallén y el fiscal Carlos Torres, de la Unidad de Homicidios y Violencia Institucional, con injerencia en situaciones de crisis de alto riesgo.

Archivado en