Ofrecen $1 millón de recompensa para atrapar a un peligroso asesino

Ofrecen $1 millón de recompensa para atrapar a un peligroso asesino

A un mes de la fuga de un grupo de presos en la cárcel de Piñero, el Gobierno de Santa Fe ofrece una recompensa millonaria para quien aporte información que permita atrapar a Claudio Javier Mansilla, el interno más peligroso de los fugados.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

A un mes de la fuga de un grupo de presos en la cárcel de Piñero, el Gobierno de Santa Fe ofrece una recompensa de $1 millón para quien aporte información que permita atrapar a Claudio Javier Mansilla, el interno más peligroso de los fugados y uno de los tres que aún no fue recapturado.

Este miércoles, el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe ofreció un millón de pesos para obtener datos que permitan dar con el prófugo de 38 años, apodado "Morocho".

A través de un comunicado publicado ayer a la tarde, el Ejecutivo santafesino habilitó la línea telefónica 342-6102073 para quien pueda aportar información sobre el paradero de Mansilla.

Claudio Javier Mansilla permanece prófugo y ofrecen un millón de pesos para dar con su paradero.

Una de las hipótesis es que el peligroso delincuente tenía planeado ir a Paraguay, por lo que también se activó un pedido de captura internacional. La misma medida se adoptó para dar con Martín Alejandro Cartelli (48) y Daniel David Piscione (31), los otros dos presos fugados que no han sido capturados.

Mansilla se fugó el domingo 27 de junio junto a los dos detenidos mencionados y otros cinco internos que estaban en el pabellón 14 del módulo D de la cárcel de Piñero. La fuga ocurrió en medio de un tiroteo entre los guardiacárceles y tres asaltantes que ingresaron al penal cortando el cerco perimetral con una amoladora. 

Un día después del escape, Mansilla debía presentarse para la reanudación del juicio oral y público que afrontaba como presunto autor del homicidio de dos adolescentes en Rosario. El proceso concluyó una semana más tarde con una condena a 25 años de prisión a pesar de que el imputado no estaba en la sala y sigue prófugo.

Junto con el monto de la recompensa, las autoridades difundieron nuevas fotos del prófugo. En las imágenes se pueden apreciar en detalle los tatuajes que tiene en los brazos, piernas, torso e incluso la cara como un recurso más para identificarlo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?