La curiosa estafa con la que le robaron 185.000 dólares a un jubilado

La curiosa estafa con la que le robaron 185.000 dólares a un jubilado

Los estafadores contrataron a un cerrajero para abrir la caja fuerte del anciano de 94 años. Ocurrió en el barrio porteño de Palermo. Por el robo al jubilado fueron detenidos Cristian David Mitrovich, Julio Castillo y Lucía Demetrio.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un jubilado de 94 años fue víctima de una estafa en su casa del barrio porteño de Palermo y tres delincuentes le robaron 185.000 dólares que el hombre guardaba en una caja fuerte.

Lo curioso es que los estafadores abrieron la caja fuerte con la ayuda de un cerrajero, que no estaba vinculado a la estafa. Los tres sospechosos fueron detenidos por efectivos de la Policía Federal (PFA) tras realizar 5 allanamientos en las localidades bonaerenses de Luján y Junín.

Por el robo al jubilado fueron detenidos Cristian David Mitrovich, Julio Castillo y Lucía Demetrio, quienes fueron acusados de integrar una organización ilícita que realizaba estafas telefónicas. En los operativos se secuestraron diez teléfonos celulares vinculados al hecho investigado.

Los 3 detenidos son parte de la comunidad gitana.

"El operativo se hizo el fin de semana porque se sabía que esta gente no se movía de su casa durante esos días", indicaron fuentes policiales en diálogo con Télam.

La investigación de varios meses fue dirigida por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 29, a cargo de Carina Nancy Rodríguez, en la que intervinieron detectives del Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales (DUFIE) de la PFA. Los detenidos pertenecen a la comunidad gitana.

La metodología de la estafa consistía en que una mujer o un hombre llamaban a un anciano haciéndose pasar por su hijo, nieto u otro familiar, para decirle que había que cambiar los billetes de sus ahorros porque perderían valor y que un "amigo" iba a pasar por el domicilio a retirar el dinero.

El 2 de diciembre de 2020, uno de los sospechosos se comunicó por teléfono con la víctima haciéndose pasar por su hijo. En esa comunicación, logró que el hombre de 94 años le entregue una gran parte de sus ahorros a uno de sus cómplices. Sin embargo, en otra llamada, la víctima le reveló a su interlocutor que tenía otra caja fuerte en la cual tenía más dinero, pero no recordaba dónde había dejado la llave.

Ese mismo día, uno de los delincuentes contrató a un cerrajero del barrio porteño de Palermo, quien abrió la caja de seguridad en la que el hombre de 94 años guardaba el resto de sus ahorros. Como consecuencia de los engaños, la banda de gitanos le robó a la víctima un total de 185.000 dólares. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?